www.clm21.es
Cierre de oficinas, recortes de plantilla y saneamientos de activos devuelven los beneficios a Liberbank
Ampliar

Cierre de oficinas, recortes de plantilla y saneamientos de activos devuelven los beneficios a Liberbank

  • En 2018 el grupo formado por Cajastur-Banco CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura obtuvo unas ganancias netas de 110 millones frente a los 259 millones de pérdidas en 2017
  • Rebaja la mora del 8,6% al 4,94% y fortalece sus balances por el incremento de la captación de recursos y por su actividad crediticia

domingo 03 de febrero de 2019, 13:01h
La contención de gastos, con recortes de plantilla y cierres de oficinas, y el saneamiento llevado a cabo el año pasado han permitido a Liberbank (grupo formado por Cajastur-Banco CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura) volver en 2018 a los resultados en verde, con un beneficio de 110 millones de euros frente a unas pérdidas de 259 millones registradas en 2017. El panorama se completa con una reducción de la tasa de morosidad al 4,94% desde el 8,6% en 2017 y un reforzamiento de su balance del 10,6%. En el activo gracias en gran medida al incremento de los préstamos en un 6,5% y al haber multiplicado casi por cuatro los valores de deuda de terceros en sus manos. En el pasivo por el aumento de los depósitos en un 11,8%.
En la cuenta de resultados su margen bruto cae en 6 millones (0,9%), a pesar de que el banco ha logrado incrementar el margen de intereses. La diferencia entre los ingresos obtenidos por los intereses derivados de sus actividades menos los gastos por intereses alcanza los 453 millones de euros, 47 millones más (11,5%) que en 2017. La otra gran partida de ingresos, la de comisiones netas, apenas varía en un millón de euros y llega a 183 millones. Sin embargo esta subida de las dos principales partidas de ingresos es insuficiente para mejorar el margen bruto de explotación fundamentalmente por el peor comportamiento del resultado de otros productos de explotación.

Con ese comportamiento de las principales partidas del estado de ingresos, Liberbank ha llevado a cabo una fuerte contracción de los gastos de explotación. En materia de personal la reducción ha sido del 5,5% de los costes laborales respecto a los registrados en 2017 hasta dejarlos en los 236 millones de euros, 14 millones menos que un año antes. Los gastos de administración se reducen un 12,5%, desde los 138 millones de euros a los 121 millones. Ambas reducciones han permitido rebajar los gastos de gestión en 30 millones de euros (8%)

El ahorro en gastos de personal se produce por los recortes de la plantilla del grupo, con una disminución de 341 empleados, el 8,2% del total. En términos de equivalencia a tiempo completo (horas efectivas, teniendo en cuenta el expediente de regulación de empleo vigente), la reducción sube al 10,3%. Además la compañía ha echado el cierre al 11,9% de sus oficinas, que se quedan en 679, lo que supone 92 menos que un año antes (11,9%)

Con un margen bruto inferior al del año pasado, los recortes en oficinas y personal, han permitido a la entidad financiera mejorar su margen de explotación en un 10,7% y dejarlo en 247 millones de euros. Tras la aplicación de las provisiones y las pérdidas por el deterioro de activos, Liberbank cierra con un beneficio antes de impuestos de 138 millones, que se quedan en un resultado neto de 110 millones de euros. La entidad ha logrado rebajar en un 30,9% el volumen de créditos dudosos y subir su cobertura del 48% al 53%. También ha disminuido en un 22,8% los adjudicados brutos, manteniendo su cobertura en un 50%. El banco ha dado salida de adjudicados por valor de 900 millones de euros, dejando la tasa de activos improductivos en el 12,38%

El ratio de solvencia de la entidad sube una décima hasta el 15,5%, con un ratio de capital de calidad del 13,9%.

En su operativa comercial, el banco se ha mostrado más dinámico que en 2017 y ha logrado captar un 4,6% más de recursos de clientes hasta los 29.628 millones y ha incrementado el crédito productivo en un 9,1%, hasta los 21.949 millones. La nueva producción crediticia alcanzó los 6.075 millones en nuevos créditos, lo que equivale a un incremento del 38,2%

En la cartera de crédito productivo, destaca el aumento la financiación a actividades económicas, que ha crecido en el último año en un 8,6 por ciento, hasta los 5.683 millones de euros, mientras que el saldo vivo de financiación del consumo aumentó un 7,1 por ciento, hasta los 803 millones, y el hipotecario un 4,4 por ciento, con un volumen total de 13.485 millones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.