www.clm21.es

BANCOS

Liberbank, Eurocaja Rural, y Santander son las entidades preferidas por el gobierno regional para guardar su dinero. Las cuentas abiertas del Ejecutivo castellano-manchego que pueden consultarse en el portal de transparencia revelan que las de tesorería general que dependen de la Consejería de Hacienda mantuvieron un saldo medio en el primer semestre de 633,88 millones de euros.

El crédito concedido por las entidades financieras a las familias e instituciones sin ánimo de lucro residentes en España bajó un 0,3% en agosto respecto al mes anterior, hasta los 698.468 millones de euros, mientras que la financiación a las empresas cayó casi un 0,7%, hasta los 928.353 millones de euros, según los datos publicados este viernes por el Banco de España.

A finales de agosto el Banco Sabadell anunció su intención de acometer un expediente de regulación de empleo (ERE) que conllevará el cierre de 496 oficinas de la entidad alicantina y la extinción de un total de 1.839 puestos de trabajo, el 24% de su plantilla. Sindicatos y empleados han iniciado movilizaciones y convocado varias jornadas de huelga para protestar contra los planes del banco.

Liberbank, la entidad que engloba a la que fuera Caja Castilla-La Mancha y a buena parte de su personal, ha abonado a sus empleados la nómina íntegra del último mes por primera vez desde 2013, año en el que comenzó a aplicar recortes en las remuneraciones de su plantilla, una práctica que ha costado a la entidad numerosos litigios. Ahora, a las puertas de dar las últimas puntadas a la fusión con Unicaja, Liberbank elimina esta política salarial y no sólo eso, la entidad se ha comprometido a pagar lo atrasado.

Teruel, Cuenca, Guadalajara, Soria y Ávila son las provincias con más problemas de accesibilidad a algunos servicios básicos públicos, como la sanidad y la educación; y privados, como los servicios bancarios.

La deuda de los bancos españoles con el Banco Central Europeo (BCE), que refleja la apelación bruta de las entidades al instituto emisor a través de las operaciones regulares de financiación, se elevó un 2,67% en el mes de marzo, hasta situarse en 268.740 millones de euros, después de permanecer sin cambios los dos meses precedentes.

Liberbank sacrificó beneficios en 2020 para sanear balances de cara a la fusión con Unicaja y en previsión del impacto del covid en las cuentas de los próximos años. En concreto, el banco asturiano, propietario de la marca Banco Castilla-La Mancha, destinó 241 millones a saneamientos, de los cuales 121 millones son para anticipar el impacto por el deterioro del escenario macroeconómico durante los próximos ejercicios y cubrir el incremento del riesgo de clientes sin impagos. Durante el ejercicio redujo 7 oficinas, 16 cajeros y 20 empleos en el grupo.

  • La entidad fortalece su activo un 11,3% interanual hasta septiembre

Un crecimiento de activos del 11,3% y una reducción de beneficios del 38,9% marcan la evolución anual de las cuentas de Liberbank al final del tercer trimestre del año. La entidad, que se encuentra en plena negociación con Unicaja para cerrar un proceso de fusión, ha reforzado su balance con 4.700 millones de euros hasta los 46.814 millones de euros. La cuenta de pérdidas y ganancias a la fecha se cierra con 59 millones de beneficio frente a los 96 de un año antes.

El Banco Sabadell no ha logrado avanzar en la negociación con los sindicatos del expediente de regulación de empleo (ERE) que viene anunciando desde agosto. Encallado en el rechazo frontal de la plantilla a las condiciones y cifras propuestas por la entidad, el Sabadell comienza a aflojar la cuerda y, previsiblemente, suavizará el impacto del ERE.

Tras reunirse con los sindicatos el Banco Sabadell ya ha puesto sobre la mesa su plan para llevar a cabo el expediente de regulación de empleo que anunció la semana pasada. Una operación destinada a recortar los costes operativos de la entidad, para lo cual se deshará de buena parte de su red de oficinas, con sus consiguientes despidos y, además, planea adelgazar la plantilla de los Servicios Centrales.

Los hay con 1.000 euros y los hay con 56,5 millones. Y en este caso la cifra alta marca no al que más tiene, sino al que más debe. La lista la componen 371 ayuntamientos de los 919 de Castilla-La Mancha contabilizados por Hacienda. La encabeza Cuenca-con esos 56,5 millones- y en los doce primeros puestos hay corporaciones con más de 10 millones de deuda. Y en ese top no están todas las ciudades grandes de la Comunidad. Hay algunas, como Carranque, que no llega a los 5.000 habitantes, con 10,4 millones de pasivo financiero. También, Ocaña (menos de 12.500 habitantes). La deuda supone una losa. En algunos casos, porque los municipios están supervisados por los hombres de negro. En todos donde el crédito es elevado, porque los intereses se comen fondos que podrían estar destinados a los servicios públicos municipales y/o porque se aumenta la presión fiscal para hacer frente al gasto del presupuesto financiero. En el archivo adjunto puedes comprobar cuánto debe tu pueblo.

Las entidades financieras españolas volvieron a endurecer los criterios de aprobación de préstamos a las sociedades no financieras durante el primer trimestre del año y por tercera vez consecutiva, afectando fundamentalmente a las operaciones con pymes, ya que las realizadas con grandes empresas no habrían experimentado cambios.

Eurocaja Rural celebrará el 23 de abril su asamblea general en la que los delegados elegidos en las juntas preparatorias analizarán y votarán las cuentas de 2020. El ejercicio pasado la entidad cerró con un beneficio neto de 36,2 millones de euros, un 9,72% menos que en 2019, a pesar de la captación de más recursos de clientes y de la concesión de un mayor volumen de créditos. La entidad destaca el resultado a pesar de la incidencia de la pandemia.

El gobierno regional mantiene la intención de seguir acudiendo a las entidades financieras residentes en España para refinanciar su deuda en la medida que no haya impedimento por parte del gobierno de España. Durante los últimos años, la Hacienda Autonómica había preferido financiarse a través del Fondo de Liquidez Autonómica, al que estaba adscrito por el incumplimiento de los objetivos de déficit, lo que le facilitaba el acceso al crédito mientras el gobierno central se garantizaba el cumplimiento por parte de la Comunidad Autónoma del pago de los compromisos de deuda comercial (proveedores) y de deuda financiera.

  • El reparto de poder vendrá determinado por el resultado de las auditorias previas a la fusión

Si hay una cuestión en la que están de acuerdo Unicaja y Liberbank es en reducir costes de explotación, fundamentalmente mediante el adelgazamiento de la plantilla de la entidad resultante en un entorno del 10%. A finales de junio Liberbank (3.070 empleados) y Unicaja Banco (5.952) sumaban 9.022 trabajadores a los que habría que añadir otros 322 del grupo malagueño. Precisamente la disminución de los gastos y el aprovechamiento de las sinergias es la causa que está detrás de los procesos de fusiones de las empresas financieras que ven cómo sus ingresos por márgenes de intereses sufren con el precio del dinero en mínimos y que abordan con cautela su política de comisiones, la otra gran cuenta de ingresos, a fin de evitar la fuga de clientes a la competencia.