www.clm21.es
El portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, y el consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina.
Ampliar
El portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, y el consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina. (Foto: Álvaro Ruiz // JCCM)

Se abre la puerta a que los hombres de negro abandonen el control de las cuentas de CLM

miércoles 15 de mayo de 2019, 17:40h
“Los hombres de negro abandonan Castilla-La Mancha”. La afirmación la ha hecho el consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina tras da a conocer que Castilla-La Mancha ha cumplido por primera vez desde su imposición en el año 2012 de los tres criterios fiscales que la Ley de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera: objetivos de déficit, deuda pública y regla de gasto. Ese cumplimiento permite a la Comunidad Autónoma recuperar su autonomía financiera y acudir a los mercados a obtener créditos y financiación extraordinaria.
Sin embargo, ese control por los hombres del Ministerio, aunque más relajado, podrá seguir existiendo en la medida en la que el gobierno regional siga adherido al Fondo de Liquidez Autonómica para obtener préstamos del Estado, que conlleva el mantenimiento de ciertas obligaciones por parte de la administración autonómica, que al permanecer en el mismo acepta todas las condiciones establecida en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. En concreto el programa del FLA del año pasado establecía 12 condiciones financieras, entre las que figuraba la del sometimiento a las condiciones de prudencia financiera que dicte el Ministerio, y otras siete fiscales, entre las que figura el control reforzado por parte del Ministerio, es decir, el control por los hombres de negro.

De hecho, el gobierno castellano-manchego -según ha señalado hoy el consejero- se mantendrá este año bajo el paraguas del Estado y seguirá obteniendo la mayor parte de sus créditos a través del Fondo de Liquidez Autonómica, aunque tiene la posibilidad de encuadrarse en la otra modalidad más flexible y menos exigente de los mecanismos extraordinarios de financiación: el Fondo de Facilidad Financiera, que supone menos controles por parte del Ministerio y permite a la Comunidad poder ir a endeudamiento con entidades financieras con la autorización previa del Consejo de Ministros, como de hecho, ya ha realizado la Comunidad al refinanciar 680 millones en el mercado a unos intereses más bajos de los que tenía a través del Instituto de Crédito Oficial, a través del que se canaliza el FLA.

A futuro, y según ha dicho el consejero el gobierno valorará más adelante el sistema que más le convenga, y para lo que tendrá en cuenta no sólo los intereses de las operaciones vía FLA o vía Fondo de Facilidad y del mercado, sino también las obligaciones derivadas y que afectan no sólo a la autonomía financiera, sino también a otras partidas de gasto. En concreto y a preguntas de clm21.es, el consejero se ha referido a algunas obligaciones que lleva aparejado poder beneficiarse del FLA, como el plan de reducción paulatina del sector público o la de la sujeción al convenio farmacéutico: “Que determina la compra de medicamentos de marca en vez de poder ir a genéricos”. Hay que tener en cuenta que el gasto farmacéutico y en pequeño material sanitario rozó el año pasado los 1.000 millones de euros y es tras la nómina de los empleados públicos el mayor gasto no financiero de la región.

El consejero, que ha comparecido en la rueda de prensa junto al portavoz del gobierno, Nacho Hernando para dar cuenta de los acuerdos del Consejo, iniciaba su intervención dando a conocer las cifras oficiales aprobadas por el Ministerio según las cuales nuestra Comunidad cerró 2018 con un déficit de 149 millones de euros, que suponen un 0,36% del PIB, cuando el límite que no se podía rebasar estaba en el 0,4% y se podía llegar por la flexibilidad que concede el Ministerio al 0,44%. Por otro lado, el endeudamiento financiero computable alcanzado por nuestra Comunidad se quedó en el 35,1% del PIB, cuando el límite establecido para Castilla-La Mancha era del 35,3%. Finalmente, la tercera regla, que se conoce como la del gasto, establecía el límite de crecimiento del gasto computable en 2018 un 2,4% sobre el registrado en 2017. Finalmente ese crecimiento se situó en el 1,7%. Estos límites se establecen en función de las previsiones de la evolución del crecimiento del PIB a medio plazo y tratan de garantizar la estabilidad y el equilibrio de las finanzas públicas.

“El cumplimiento de estas tres obligaciones supone -ha dicho el consejero- que de forma automática finaliza el control reforzado que el Ministerio de Hacienda viene haciendo sistemáticamente sobre las cuentas de la Comunidad Autónoma, es decir, la supervisión que llevan a cabo los hombres de negro. Además, el gobierno regional ya no tiene que presentar obligatoriamente los planes económicos y financieros anuales. La tercera medida es que el gobierno puede abandonar el Fondo de Liquidez Autonómico, que se había convertido en el único balón de oxígeno financiero de la Comunidad que llegó a superar el 76% de su deuda a través de este Fondo. A finales del año pasado, de los 14.714 millones de euros que debía el gobierno regional, 11.221 los había prestado el gobierno central.

Ruiz Molina ha hecho especial hincapié en el objetivo de déficit y ha señalado que, cuando llegó al gobierno, el déficit público cerró 2015 en 605 millones y el 1,67% del PIB: “En tres años lo hemos reducido un 75%”. De cara a 2019, el consejero ha restado importancia a la recomendación de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) de aplicar un ajuste adicional de 210 millones de euros, “porque nosotros ajustamos el gasto a los ingresos” y ha destacado el papel que conceden a estos en la gestión presupuestaria.

Así ha declarado que “el año pasado llegamos a un reconocimiento de ingresos del 96% sobre lo que presupuestamos. Y ese porcentaje es una de las claves del cumplimiento del objetivo de déficit, porque “a pesar de que la AIReF también nos dijo que habíamos tenido unos ingresos no recurrentes (extraordinarios) de la liquidación de los fondos de la Unión Europea (Programa Operativo 2007-2013), lo cierto es que también el gobierno central dejó de enviar una cantidad similar que había anunciado y que había comprometido con Castilla-La Mancha, “y así se lo he hecho saber por carta a la AIReF”.

Respecto a la recomendación de ese recorte de 210 millones que recomienda la AIReF, el consejero se ha referido a la evolución de ingresos en 2019 haciendo ver que ese ajuste es innecesario: “Estamos funcionando con los mismos ingresos que el año pasado porque el presupuesto está prorrogado, pero nos corresponden más fondos de entregas a cuenta en 2019”. También se ha referido a que está pendiente la reversión de la aplicación del sistema de liquidación del último mes del IVA a través del Sistema de Información, lo que aportaría a nuestra Comunidad 130 millones adicionales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.