www.clm21.es

Fondos de Liquidez Autonómica

Castilla-La Mancha necesitará 2.000 millones de euros este año para refinanciar su deuda y para poder hacer frente a la cobertura de su déficit anual. El progresivo aumento de las necesidades financieras se produce en medio de un anunciado cambio de escenario monetario que anticipa un mayor coste, al cerrar el Banco Central Europeo el programa de adquisición de deuda pública en el mercado secundario, además de coincidir con una desaceleración de la economía y con la dificultad para llegar al equilibrio de las cuentas públicas anuales. Precisamente, el endeudamiento es el mayor riesgo financiero que tiene la Comunidad Autónoma y así viene siendo señalando de forma reiterada por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). En 2018 el endeudamiento le costaba al gobierno regional en gastos e intereses 214 millones de euros.

La Comunidad, sin capacidad de financiarse en los mercados, se mantiene bajo el paraguas del Estado

  • En los tres años de la actual legislatura la deuda ha crecido el 12,06%
  • El gobierno regional ha pedido créditos al Estado para poder atender los vencimientos de su deuda financiera y el déficit presupuestario

Al final del primer semestre, el gobierno de Castilla-La Mancha tenía una deuda viva de 14.729 millones de euros, que representa el 36,1% del Producto Interior Bruto (PIB). El gobierno necesitará este año que el Estado le proporcione financiación mediante créditos por valor de 1.870,13 millones de euros con los que atender los vencimientos de deuda, el pago a proveedores y la cobertura del déficit presupuestario.

En la actualidad recibe el auxilio financiero del Estado a través del Fondo de Liquidez Autonómica

En el primer trimestre del año no ha variado el riesgo de sostenibilidad financiera que viene registrando la Comunidad Autónoma en los últimos años, que sigue siendo “muy alto”, según el Observatorio de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que sitúa a Castilla-La Mancha entre las cuatro regiones españolas con mayores problemas. Tanto es así que este organismo considera que “no resulta factible” que Castilla-La Mancha pueda volver a la disciplina de los mercados, lo que se traduce en la dificultad para obtener créditos en el sector financiero privado.

Confía en que la televisión y el sector público obtengan superávit en sus cuentas

El gobierno regional contempla sobre el papel finalizar el año con un déficit presupuestario de 228,18 millones de euros. El ejecutivo autonómico confía en poder aplicar a sus cuentas unos ajustes positivos en términos de contabilidad nacional de casi 68 millones de euros. Esos ajustes le permitirían cerrar 2018 con un déficit definitivo de 160,78 millones de euros y cumplir así con el límite del 0,4% del PIB que rige como objetivo de sostenibilidad para todas las Comunidades. Los datos figuran en el Plan de Ajuste que el gobierno regional tuvo que presentar al Ministerio como uno de los requisitos para poder obtener créditos del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para poder atender los vencimientos de deuda y el pago de facturas a proveedores.

En 2016 las necesidades de los mecanismos extraordinarios de financiación se incrementaron un 41,3%

Castilla-La Mancha depende cada vez más del Fondo de Liquidez Autonómica del Estado (FLA) para poder financiarse. En la actual legislatura, Castilla-La Mancha ha ido incrementado sus necesidades de financiación a través de préstamos del Estado, de tal forma que si en 2015, los mecanismos extraordinarios de liquidez que precisó la Comunidad para poder atender los pagos de sus acreedores comerciales y financieros fueron de 1.329,10 millones de euros, en 2016 se incrementaron un 41,3 por ciento y ascendieron a 1.878,10 millones. Para 2017 la cantidad aprobada es de 1.800,9 millones de euros.

  • 1

Durante los nueve primeros meses del año

La Comisión delegada de Asunto Económicos del gobierno de España ha asignado a nuestra región para los nueve primeros meses del año 1.300,8 millones de euros, de los que 1.080 están destinados a pagar los vencimientos de deuda; 182,5 millones para atender el déficit de 2018 y 38,5 para otros pagos. En total, los fondos asignados a las Comunidades Autónomas para los tres primeros trimestres del año ascienden a 24.203,1 millones de euros.

Se mantiene como la segunda región con mayor deuda en relación al PIB

Durante el primer trimestre el gobierno de Castilla-La Mancha incrementó la deuda pública, que alcanza ya los 14.444 millones de euros, según la información publicada por el Banco de España relativa a la deuda pública de las diferentes administraciones españolas según el Protocolo de Déficit Excesivo.

CLM es la segunda Comunidad con peor saldo presupuestario en el periodo 2016-2017

El gobierno de Castilla-La Mancha gasta menos por habitante en cubrir los servicios públicos de lo que gastaba en 2013. En concreto, el gasto no financiero por habitante del gobierno del presidente García-Page se ha reducido en dos puntos en 2017 en relación a 2013, según revela el informe sobre “Las finanzas autonómicas 2017” elaborado por Ángel de la Fuente, director de la Fundación Española de Economía Aplicada (FEDEA) y miembro de la comisión de expertos sobre financiación autonómica.

En 2016 el ejecutivo acudió a préstamos del Fondo de Financiación por 2.033 millones