www.clm21.es

demografía

El Registro de Parejas de Hecho de Castilla-La Mancha, que se creó hace más de 20 años, tiene inscritas un total de 7.134 uniones, de las que 6.999 son parejas heterosexuales y las 135 restantes están formadas por personas del mismo sexo.

Es el gran cambio, el del talento. Hace 60 años, Castilla-La Mancha era una tierra donde los que no sabían leer ni escribir eran uno de cada cuatro ciudadanos, los que apenas habían estudiado primaria -muchos sin completarla- venían a ser casi la tres cuartas partes restantes. Sólo el 1% de la población había pasado por la Universidad. En los últimos 20 años, con la gestión de las competencias educativas por la Comunidad, se ha acelerado la formación universitaria, que ya tienen uno de cada cinco ciudadanos en edad edad adulta.

Los indicadores urbanos del INE apuntan al envejecimiento de la población de las cinco capitales provinciales y Talavera, que en los últimos diez años han incrementado la edad media en cinco años, situándose en la horquilla de entre los 42 años de Toledo y el entorno de los 44 de Ciudad Real, Cuenca y Talavera

En los meses más duros de la pandemia, desde mediados de marzo hasta finales de mayo del año pasado, murieron en nuestra Comunidad 4.897 personas por casos de covid confirmados o sospechosos, según los datos que acaba de hacer públicos el Instituto Nacional de Estadística referidos a la mortandad registrada en las Comunidades Autónomas Española en los cinco primeros meses de 2020. Más de la mitad de los castellano-manchegos fallecidos tenían 85 años o más. En total fueron 2.558, el 52,24% de las defunciones por covid de la Región. Entre las personas de menos de 50 años se contabilizaron 52 casos.

La estructura sociodemográfica de Castilla-La Mancha ha cambiado en el último año. Los datos del Instituto Nacional de Estadística indica un crecimiento de los hogares unipersonales, que ya representan uno de cada cuatro en nuestra Comunidad. Ese aumento va en detrimento de los formados por parejas con hijos en el mismo núcleo de convivencia.

El número de nacimientos disminuyó en Castilla-La Mancha un 16% respecto al mismo mes del año pasado, según los datos difundidos este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los presidentes autonómicos de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, Aragón, Javier Lambán y Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco han rubricado hoy, en Talavera de la Reina (Toledo), una declaración institucional para impulsar proyectos conjuntos a los fondos europeos que respondan al reto demográfico. Los objetivos son promover la cohesión económica y social, así como la vertebración y el reequilibrio territorial en el marco del reto demográfico; fortalecer la capacidad de recuperación económica y social, orientada a la bioeconomía; mitigar el impacto social y económico de la crisis sanitaria; y apoyar las transiciones verde y digital en todo el territorio.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha solicitado que el Señorío de Molina y la Sierra Norte de Guadalajara tengan la misma consideración que las provincias de Cuenca, Soria y Teruel como ‘zonas más desfavorecidas’, debido a su situación demográfica, en el próximo mapa de ayudas regionales.

La pandemia de Covid-19 ha impactado como un mazazo sobre toda la sociedad. Casi todos los aspectos de la vida se han visto alterados por el impacto del virus, desde la economía, el empleo, el consumo, hasta lo más evidente, la salud y, por ende, la demografía, especialmente la mortalidad y la esperanza de vida, siendo Castilla-La Mancha una que más han visto trastocados estos dos últimos aspectos.

Antonio y María Carmen repiten un año más como los nombres más comunes en España -y en Castilla-La Mancha- seguidos de Manuel y María, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes a 2020 y publicados este miércoles 20 de mayo. En el caso de los recién nacidos, cuyos últimos datos corresponden a 2019, Hugo y Lucía también se mantienen como los más populares entre los más pequeños en España.

El total de personas inscritas en el Padrón Continuo en la Castilla-La Mancha a 1 de enero de 2021 es de 2.047.792 habitantes, una cifra que supone un aumento de 2.571 personas --un 0,12 por ciento-- con respecto a los datos a 1 de enero de 2020, según el avance provisional publicado este martes por el Institut Nacional de Estadística (INE).

En el transcurso de las XVII Jornadas sobre Docencia en Economía Aplicada, celebradas este mes de marzo en formato online, el egresado de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) Gaizka Dorado García recibió el reconocimiento de la Asociación Libre de Economía por su trabajo de fin de grado (TFG), titulado “Renta, pobreza y desigualdad en la provincia de Toledo: un análisis a nivel municipal”.

En noviembre el estudio de la revista Plos One, ya advertía que la pandemia ha provocado una reducción de la esperanza de vida al nacer, de 0,9 años, el equivalente a entre diez y once meses. El estudio situaba a Castilla-La Mancha, junto a Madrid y Cataluña, en el grupo de Comunidades donde el descenso será mayor. El dato rebajaría la esperanza de vida en nuestra Comunidad a los niveles de 2012 y se situaría en torno a los 82,6 años, uno menos que el alcanzado en 2019, donde nuestra Comunidad alcanzó el mejor registro de la serie histórica con una esperanza de vida de 83,6 años, igual que la media nacional.

Durante los meses más duros de la pandemia, de marzo a mayo, murieron en Castilla-la Mancha 3.288 personas por Covid-19 diagnosticado y otras 1.609 por Covid sospechoso. Estos datos sitúan a nuestra Comunidad con las mayores tasas de mortalidad del país por cada 100.000 habitantes, según los datos que acaba de hacer públicos el Instituto Nacional de Estadística.

Dice el Instituto Nacional de Estadística, que en eso de la contar habitantes es la biblia civil, que Castilla-La Mancha gana población y que nuestra Comunidad se ha convertido en tierra de cuarentones. Son más de 329.600, uno de cada seis de todos los que vivimos en esta tierra y entre ellos, los que son más numerosos son los de 43 cumplidos. Respecto al 1 de enero del año pasado las novedades es que ganamos población a mayor ritmo (10.507 frente a 2.282), que sigue muriendo más gente de la que nace y que hay más personas que superan los 86 años que en 2019, destacando el crecimiento del número de centenarios.