www.clm21.es

exportaciones

Aunque las ventas se mantienen a mayor ritmo que el conjunto de España

  • La industria manufacturera pierde ventas, la agroalimentaria crece por debajo de la media y la de bienes de equipo modera su crecimiento anual
  • Por provincias, retroceden las ventas de Cuenca y Ciudad Real y aumentan las de Toledo, Albacete y Guadalajara

El ritmo de crecimiento de las exportaciones regionales se ralentizó con fuerza el año pasado, desde el 9,3% registrado en 2017 hasta el 3,4% contabilizado al cierre de 2018. En 2016, la evolución fue del 7,7% anual y en 2015 del 12,3%. Esta moderación se produjo porque los principales motores de las exportaciones regionales bajaron de revoluciones y algunos incluso entraron en valores negativos y provocaron un descenso del ritmo del crecimiento de las ventas de bienes a otros países. En total las empresas regionales vendieron en el exterior por valor de 7.296,9 millones de euros, batiendo un nuevo récord. El mercado europeo sigue siendo el principal destino de nuestros productos. La ralentización del crecimiento económico europeo se da dejado sentir en nuestras exportaciones a los países de la Unión.

Con un peor comportamiento de las exportaciones

Castilla-La Mancha cerró 2018 con un crecimiento económico del 1,8%, según las estimaciones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). El resultado que se mueve en términos positivos, refleja una desaceleración de la economía regional, que se produce a mayor ritmo de la nacional. Sin embargo el elemento positivo se produce tras el acelerón en el último trimestre, en el que la economía regional habría crecido un 0,8%. A tenor de los resultados parciales, y a falta de que el Instituto Nacional de Estadística haga públicas las Cuentas Regionales y sus componentes, todo parece indicar que el empujón final se produjo por un crecimiento de la demanda interna, tanto pública como privada, que se convierte en el principal agente dinamizador de la economía de nuestra Comunidad.

  • Se modera el gasto de las familias y se produce un fuerte frenazo de las exportaciones
  • Por sectores, la agricultura se contrae, la industria frena su crecimiento, la construcción acelera con fuerza y los servicios mejoran ligeramente

Los datos del Instituto Nacional de Estadística referidos al tercer trimestre confirman la desaceleración de la economía española, que crece en tasas anuales del 2,4%, cinco décimas por debajo de lo que lo hacía un año antes. Esta cifra está una décima por debajo del dato adelantado en octubre.

La caída se deja sentir con fuerza en los sectores agroalimentarios, químico y de bienes de equipo

  • La balanza comercial sufre el mayor deterioro registrado en los últimos años y presenta un déficit de 866,9 millones de euros

A pesar de que las exportaciones castellano-manchegas se mantienen en índices positivos, empiezan a dar claros síntomas de fatiga. En julio las empresas de la región vendieron a otros países por valor de 629,5 millones de euros, un -0,33% respecto al mes anterior. La cifra deja el acumulado de los siete primeros meses en 4.235,1 millones de euros y un crecimiento del 4,1%. Este índice es el más bajo de los últimos cinco años. En los 7 primeros meses del año pasado las exportaciones aumentaron un 10,9%, en los de 2016 un 9,7%, en los de 2015 un 13,5% y en los de 2014 un 9,7%. Los índices de crecimiento de este año son la mitad o la tercera parte de los que se contabilizaban en los años precedentes.

PIB, empleo, exportaciones, inflación, endeudamiento público, dinamismo empresarial…

A pesar de los datos que apuntan a la desaceleración económica de la región, el gobierno regional y su presidente confían en que la situación no se deje notar mucho entre la opinión pública y poder llegar con cierta tranquilidad a las elecciones del próximo año. Hace ya varios meses que desde estas mismas páginas se ha venido avisando del escenario que ya tenemos encima y el gobierno, lejos de aplicar políticas para amortiguar la situación, se ha encomendado a que la economía mantenga un crecimiento que le permita generar empleo o, en su caso, que las ayudas públicas a las contrataciones temporales permitan maquillar los datos del mercado de trabajo.

La balanza comercial de la región se deteriora un 54,1% por el fuerte crecimiento de las importaciones

Si durante los tres primeros meses del año el crecimiento de las exportaciones de nuestra Comunidad se movían en índices negativos (-0,6%), el buen comportamiento de las ventas al exterior en abril (15,5% en tasa anual, seis puntos por encima de la media nacional) ha logrado poner en positivo el saldo del primer cuatrimestre de las ventas de las empresas de nuestra Comunidad en el extranjero. Aun así, las importaciones crecieron con más fuerzas que las exportaciones, lo que ha provocado un mayor deterioro de la balanza comercial, que a finales de abril presentaba un déficit de 132,5 millones de euros, un 12,19% más que en marzo y un déficit acumulado en lo que llevamos de año un 54,1% más que en las mismas fechas de 2017.

2018 registra el peor arranque anual del comercio exterior en la región en el último lustro

Cada vez son más los cotos que algunos medios tratan de poner a las “fakes news” y a la propaganda política oficial. Esta misma semana El Confidencial ha conseguido que el Consejo de Transparencia nacional obligue a un ministro a que pruebe sus afirmaciones. Y es que hay organismos oficiales que confunden información con propaganda, algo que en el caso del gobierno regional se da cada vez más. El último ejemplo ha sido a propósito de las exportaciones durante el mes de febrero. La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, emitió una nota informativa en la que señalaba que “Castilla-La Mancha registra el mejor dato de exportaciones de la serie histórica para un mes de febrero y el segundo mejor de arranque de año”.

La oferta para comprar Incarlopsa, lanzado por el grupo empresarial Kam Fung Group, responde a esta estrategia

La operación de compra de Incarlopsa por parte de capital chino se enmarca dentro de la política del gigante asiático de adquisición de compañías extranjeras para asegurarse el abastecimiento de materias primas para su industria y de los productos para cubrir la demanda de su población. La operación sobre Incarlopsa llega en plena guerra comercial entre Estados Unidos y China. El país asiático ha elevado los aranceles a los productos de porcino americano hasta el 32%, frente al 12% que grava al de otros países. La maniobra de adquisición asegura a China tener proveedores capaces de abastecer su mercado nacional.

El sector agroalimentario cede terreno por segundo año

  • La evolución de las exportaciones, en los índices más bajos de toda la legislatura
  • La balanza comercial se deteriora un 136% en los tres últimos años por el fuerte incremento de las importaciones

Los datos del comportamiento de las exportaciones hasta finales de noviembre confirman la desaceleración de uno de los ejes principales de la economía regional. Aunque se mantienen en tasas de evolución positivas, las exportaciones crecen la mitad de lo que lo hacían hace un año y presentan los datos más bajos de la legislatura. Respecto al conjunto nacional, se mantienen por encima de la media, lo que le hace ganar peso en el conjunto de las ventas declaradas al exterior. Las importaciones, en cambio, se mantienen en cifras similares de crecimiento respecto a los años precedentes, lo que con la moderación de las exportaciones ha disparado el déficit de la balanza comercial (ventas menos compras) en un 46%, una tasa que dobla la de 2017.

La balanza comercial regional tiene un déficit de 968,3 millones de euros

  • En lo que llevamos de año, las empresas de nuestra Comunidad han vendido al exterior por importe de 4.836,5 millones de euros

Las exportaciones castellano-manchegas de productos crecen, pero lo hace con menos fuerza que en los dos años precedentes. La tasa de variación en los dos primeros cuatrimestres es menos de la mitad de la que se daba tanto el año pasado o el anterior. Una situación que confirma la desaceleración de la economía regional

Las ventas en el exterior aumentan un 4,9% frente al 10,7% de hace un año

El crecimiento de las exportaciones se mantiene en tasas anuales positivas, aunque se desaceleró durante el primer semestre del año respecto a igual periodo del año anterior. Si en los seis primeros meses de 2017, las ventas de las empresas castellano-manchegas al exterior crecían a un ritmo del 10,7%, a finales de junio de 2018, la tasa acumulada del año se quedaba en el 4,9%.

La balanza comercial se deteriora un 32,6% en los cinco primeros meses del año

Los últimos datos, referidos a mayo, confirman la pérdida de vigor de las exportaciones castellano-manchegas, uno de los factores de desarrollo económico regional. Aunque en los cinco primeros meses del año se mantiene en tasas positivas con un incremento del 4,8%, en el mismo periodo del año pasado el ritmo de crecimiento era del 11,7%. La industria agroalimentaria y de bienes de equipo frena el ritmo de sus ventas al exterior y la de productos químicos ve caer un 5% su cifra de exportaciones. Estos tres sectores aglutinan el 71% de nuestras ventas en los mercados internacionales.

Caen el 0,6% en el primer trimestre mientras a nivel nacional crecen un 1,8%

Si hace meses se anticipaban los signos de fatiga en las exportaciones, los datos de marzo confirman el frenazo de uno de los que eran los puntos fuertes del crecimiento económico regional. Si en marzo del pasado año, nuestras industrias incrementaban sus ventas en un 2,3% hasta los 607,5 millones de euros, en el mismo mes de este año han registrado una caída del 1,1% y se quedan en los 601 millones de euros. Los datos oficiales están recogidos en el Informe Mensual de Comercio Exterior que publica el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

Las ventas al exterior de nuestra industria caen un 0,3% mientras a nivel nacional crecen un 4,4%

Los datos oficiales sobre exportaciones del mes de febrero, que acaba de hacer públicos el Ministerio de Economía, suman un indicador más del proceso de desaceleración de la economía regional registrado en el arranque del año. Las ventas al exterior de nuestra Comunidad se contraen en los dos primeros meses del año en tasa anual. El descenso acumulado es del 0,3% en un escenario en el que las exportaciones del conjunto del país han crecido un 4,4%.

El comercio exterior presenta un deterioro del 20,9% en el último año

La balanza comercial de Castilla-La Mancha cerró 2017 con un déficit de 1.379 millones de euros, con un deterioro del 20,9% respecto a un año antes. Nuestra Comunidad exportó sus productos a otros países por valor de 7.056,1 millones de euros. Sin embargo, nuestras empresas importaron bienes por 8.432,2 millones de euros.