www.clm21.es

gasto farmacéutico

Estos son los medicamentos más prescritos en la sanidad pública de la Comunidad

  • El año pasado se dispensaron 2.728.044 envases de este principio activo de los 43.422.033 de todos los medicamentos recetados
  • La media supone que cada ciudadano necesitó 21 cajas de medicinas para cuidar su salud con un coste per cápita de 254 euros

El año pasado, los castellano-manchegos consumimos a través de las recetas del sistema público de salud 43.422.033 envases de medicamentos, lo que supone que cada ciudadano de la Comunidad (2.035.000 a final del año) necesitó de media para cuidar su salud 21 cajas o botes de las medicinas prescritas por los médicos del SESCAM a través de 43.413.211 recetas. De esa cuantía de envases, casi el 40% (16,4 millones) fueron de los 20 principios activos más prescritos. La mayoría de ellos fueron protectores de estómago antiinflamatorios, antibióticos y ansiolíticos y fármacos contra el dolor, la fiebre, el colesterol o la hipertensión. También el hipotiroidismo las insuficiencias de calcio o vitamina D.

  • Al finalizar 2019, el Sistema Nacional de Salud habrá gastado 23.200 millones en medicamentos y productos sanitarios, un 23% más que hace cinco años
  • La evolución supera en 3 puntos al crecimiento acumulado del PIB nacional y en 19 puntos a la inflación acumulada en el último quinquenio, que es del 4%

La escalada de precios farmacéuticos se ha convertido en una de las causas determinantes que lastran la recuperación del Sistema Nacional de Salud, que fue uno de los servicios públicos que más sufrió durante la recesión económica. Al actual ritmo de crecimiento del gasto (4,5% al cierre del tercer trimestre del año), al finalizar 2019, la industria farmacéutica habrá facturado al Sistema Nacional de Salud del orden de los 23.200 millones de euros, 4.300 millones de euros más (23%) que en 2014.Para situar la evolución en el contexto económico, hay que señalar que en el mismo periodo el crecimiento estimado de la riqueza nacional (Producto Interior Bruto) será del 20% (una vez computado un aumento bruto previsto para final de año) o que la inflación acumulada en el lustro es del 4% (dato desde octubre de 2014 a octubre de 2019).

  • Las recetas, la farmacia hospitalaria y material sanitario del SESCAM subió un 4,1% en la primera mitad del año y se situó en 516 millones de euros

El gasto en recetas, farmacia hospitalaria y material sanitario del SESCAM subió un 4,1% en el primer semestre del año y se situó en 516 millones de euros, 20,5 millones más que en el mismo periodo de 2018. Este gasto es anualmente, tras la nómina de los empleados públicos, el más elevado del presupuesto autonómico y es susceptible de grandes variaciones por lo que es sometido a un riguroso seguimiento por parte del gobierno autonómico y del Ministerio de Hacienda. Lo mismo sucede en el conjunto de Comunidades Autónomas, que cerraron los primeros seis meses con una factura por este concepto de 11.459 millones de euros, un 3,9% más que hace un año.

El seguimiento al que el Ministerio de Hacienda somete el gasto farmacéutico y sanitario de las Comunidades Autónomas, dentro del proceso de control del déficit público, revela que en el primer cuatrimestre del año, la factura en estos productos con cargo al erario público ha subido un 5,2% y sobrepasa los 7.500 millones de euros. En el caso de Castilla-La Mancha que cerró 2018 con un gasto al borde de los 1.000 millones, en el primer tercio de 2019 la factura es de 340 millones y un aumento del 4,3%. De mantenerse el ritmo, la Comunidad podría terminar el año con un gasto farmacéutico en torno a los 1.040 millones de euros.

  • En 2018 el coste en material sanitario y medicamentos llegó a los 998,52 millones de euros

El gasto farmacéutico en Castilla-La Mancha acumulado durante los dos primeros meses del año alcanzó los 170,68 millones de euros, con un crecimiento del 7,2% respecto al mismo periodo del año pasado. En el conjunto autonómico el desembolso por este concepto fue de 3.656 millones de euros, un 5,1% más que hace un año.

El gasto en medicamentos y material alcanzará los 1.000 millones de euros a final de año

Castilla-La Mancha cerrará 2018 con un gasto de 1.000 millones de euros en medicamentos y pequeño material sanitario. Así se desprende de los datos de finales agosto. A falta de un tercio del año para que terminara el año, el gobierno regional había gastado ya 666 millones de euros en recetas, farmacia hospitalaria y otros productos sanitarios. El año pasado el gasto por este mismo concepto fue de 950 millones de euros.

A pesar de que todavía tiene porcentajes elevados de crecimiento, el gasto en farmacia y productos sanitarios de Castilla-La Mancha se mantuvo por debajo del conjunto de las Comunidades. En concreto, en mayo el SESCAM ya había gastado 414 millones de euros, un 4,5% más que hace un año. El aumento de las Comunidades era del 5,3% y alcanzaba los 9.040 millones de euros.

El gasto farmacéutico crece un 11,68% en relación al mismo periodo de 2017

Los medicamentos y los hemoderivados se comieron el 35% del dinero del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha durante el primer trimestre del año, con un incremento del 11,68% respecto al gasto registrado en igual periodo del año pasado. Este aumento contrasta con la ralentización de los fondos destinados al pago de personal de sustituciones y de refuerzo en los centros médicos y hospitalarios, a pesar de que la epidemia de gripe ha sido inusualmente larga esta campaña y ha prorrogado sus flecos hasta entrado marzo.

Entre los medicamentos que abaratarán su coste, el ibuprofeno y algunos anticonceptivos

  • Entre los medicamentos que abaratarán su coste, el ibuprofeno y algunos anticonceptivos
  • La bajada de precios supondrá un ahorro de 39 millones a la sanidad pública
  • En CLM el gasto farmacéutico es una de las tres grandes partidas de gasto de la Comunidad

A partir del próximo 1 de noviembre muchos de los medicamentos de más solicitados en los lineales de farmacia verán sus precios rebajados hasta un 80%. Es el resultado de aplicación de la Orden de Precios de Referencia de 2019, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 13 de septiembre y que tendrá un considerable impacto no sólo en el bolsillo de los consumidores, sino también en el volumen de gasto farmacéutico de las administraciones.

El gasto de la Comunidad Autónoma en medicamentos y productos sanitarios alcanzó en mayo los 433,74 millones de euros, casi 20 millones más que el mismo mes del año anterior. La cuantía acumulada en los cinco primeros meses del año es la más elevada de la serie histórica.

En línea con la propuesta de la AIReF y de la Administración Central

  • La factura farmacéutica del SESCAM se eleva a 1.000 millones de euros anuales, de los que 517 son en recetas
  • Castilla-La Mancha no puede establecer el sistema de subasta porque una de las condiciones para recibir créditos del Estado a través del FLA es la adhesión al convenio estatal con Farmaindustria, la patronal farmacéutica española.

El año pasado el Sistema Nacional de Salud gastó 22.547,9 millones de euros en productos farmacéuticos y sanitarios. De ellos casi 1.000 (998,52) corrieron a cargo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, convirtiéndose tras el pago de la nómina de los empleados públicos y de los vencimientos de créditos en el principal gasto de la Comunidad Autónoma. El gobierno de Castilla-La Mancha considera que se podría reducir esta factura y ahorrar fondos para otros gastos sociales mediante la subasta de medicamentos.

El grueso de los 1.000 millones que el gobierno regional se gastará en productos sanitarios y farmacéuticos este año corresponderá a las recetas en las farmacias, que sobrepasarán los 500 millones de euros. Ya en los diez primeros meses del año y según los datos del Ministerio de Sanidad, el servicio público de salud de Castilla-La Mancha contabilizó un gasto de 427 millones de euros, que sirvieron para abonar 37.175.659 recetas de medicamentos que hemos consumido los castellano-manchegos. Son 700.000 medicamentos más que en el mismo periodo del año pasado.

Castilla-la Mancha, entre las regiones con mayores desequilibrios en su gestión presupuestaria

Durante el primer semestre del año el gobierno regional fue de los más lentos en gestionar sus ingresos. Esta situación, junto a figurar en el grupo de las regiones con mayor nivel de gasto, provocó que el gobierno regional cerrara sus cuentas del primer semestre del año con un déficit presupuestario de 2,83 puntos. En términos homogéneos, las cuentas del gobierno de García-Page son las cuartas de España con mayor desajuste entre ingresos y gastos, sólo superadas por Navarra (3,42 puntos), Baleares (4,53) y Cantabria (6,06).

Con un crecimiento anual del 4,5% en el primer cuatrimestre

A finales de abril, el gasto del SESCAM en medicamentos y material sanitario era 14,37 millones más alto que el registrado en abril de 2017. La factura crece un 4,5%, muy por encima del presupuesto, y, de no corregirse, puede tener un fuerte impacto en las cuentas públicas y en el objetivo de déficit. La desviación afecta a las tres grandes partidas: recetas, farmacia hospitalaria y material sanitario. En mayo la desviación se ha agudizado, especialmente en el gasto en recetas.

Disparidad en las cifras del Ministerio y de la Junta

Descontadas las nóminas de los empleados públicos, uno de cada tres euros del gasto corriente de la administración regional durante los dos primeros cuatrimestres del año se destinó al pago de productos farmacéuticos y de material sanitario fungible. En concreto la factura se disparó hasta los 629,18 millones de euros, de los que 333,48 se destinaron a las farmacias, 162,09 a medicamentos en los hospitales y 133,6 a compra de material no inventariable (de laboratorio, de radiología, pequeño utillaje). La tasa anual de crecimiento se situó en el 2,1 por ciento.