www.clm21.es

gasto sanitario

El servicio de Salud de Castilla-La Mancha cerró la primera mitad del año con un gasto farmacéutico y en material sanitario de 588 millones de euros, un 5,6% por encima del registrado durante el mismo periodo de 2020, en el que se dieron los meses más duros de la lucha contra la covid y los gastos más elevados en adquisición de material. La cifra de esta primera mitad de 2021 bate récords y anticipa que el gasto farmacéutico de la Comunidad superará los 1.200 millones de euros a final de año.

  • A esta cantidad hay que sumar el coste de los medicamentos para tratar la enfermedad

Las compras de la sanidad pública regional en productos sanitarios sin receta médica u orden de dispensación asociados a COVID 19 suma ya 156,73 millones de euros. Esta cuantía supone el 40,9% del total de la compra de material del SESCAM en productos y material sanitario para los hospitales y centros de salud de Castilla-La Mancha. Con un promedio de gasto de 13 millones de euros mensuales, los mayores acopios de produjeron durante los meses de septiembre y octubre, en los que las compras lograron rebasar los 21 millones de euros en cada periodo. La media diaria de compras de material anticovid es de 429.400 euros. A esta cuantía habría que sumar el coste de los tratamientos farmacéuticos tanto en el hospital, como a través de las recetas.

  • El mejor comportamiento del IRPF y el fondo especial Covid permitieron hacer frente a la pandemia
  • El gasto se elevó a 7.854 millones empujado por los costes extraordinarios de la lucha contra el Covid, que en sanidad superó los 275 millones

Nunca antes la Junta había manejado tanto dinero como en 2020. El año pasado la Hacienda Regional tuvo más de 8.000 millones de euros. Esa cuantía le permitió afrontar los gastos extraordinarios del Covid y terminar con superávit por segunda vez.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado esta mañana que el Consejo de Gobierno aprobará en su reunión de este martes un gasto de 93 millones de euros relativo a la partida sanitaria destinada a combatir la Covid-19 en los meses de junio, julio y agosto de este año. “Somos la región de España que más esfuerzo económico está haciendo en luchar contra la pandemia”, ha apuntado en declaraciones a los medios de comunicación hoy en Guadalajara.

Atención sanitaria, tejido productivo y empleo, incrementan sus partidas por la Covid 19

  • Aumenta sus fondos un 50% para hacer frente al impacto de la pandemia en el mercado laboral y el tejido productivo
  • La partida para farmacia hospitalaria está casi agotada y el gobierno lleva gastado 22 millones en contratación de personal sanitario

La respuesta del gabinete que preside García-Page en los frentes abiertos por la pandemia en la vida regional tiene su reflejo en la dinámica del presupuesto de gastos de la Junta de Comunidades. La gestión muestra que el gobierno reforzó y agilizó los programas de protección a la mujer y de servicios sociales durante los meses más duros de la lucha contra el Covid 19, además del esfuerzo realizado en materia sanitaria, en el que a finales de mayo ya llevaba gastados 1.556 millones de euros, más de la mitad de los fondos previstos para todo el año. Por su parte el departamento de Economía aumentó en un 50% su presupuesto inicial para hacer frente a la otra gran derivada, la del impacto en el tejido productivo y en el mercado de trabajo. Algunos datos traslucen las tensiones financieras por el esfuerzo realizado y confirman la necesidad de fondos adicionales del Estado para compensar el gasto excepcional por la pandemia.

Plan de contingencia sanitaria por el coronavirus

  • En febrero del año pasado el gasto en estas partidas era de 27 millones. Este año asciende a 157 millones

Las cifras de gasto del Servicio de Salud de Castilla-la Mancha a finales de febrero, dan una idea del plan de contingencia desplegado por el gobierno regional en la lucha contra el coronavirus. Casi la totalidad de las partidas destinadas a abastecimiento de medicamentos, material sanitario y material de laboratorio se han disparado respecto al mismo periodo del año pasado. El gasto multiplica por seis el registrado hace un año. En febrero del año pasado estas partidas sumaban 27 millones. Un año después, exactamente a fecha 3 de marzo de 2020, el gasto realizado en estas adquisiciones sumaba 157 millones de euros.

Castilla-la Mancha, entre las regiones con mayores desequilibrios en su gestión presupuestaria

Durante el primer semestre del año el gobierno regional fue de los más lentos en gestionar sus ingresos. Esta situación, junto a figurar en el grupo de las regiones con mayor nivel de gasto, provocó que el gobierno regional cerrara sus cuentas del primer semestre del año con un déficit presupuestario de 2,83 puntos. En términos homogéneos, las cuentas del gobierno de García-Page son las cuartas de España con mayor desajuste entre ingresos y gastos, sólo superadas por Navarra (3,42 puntos), Baleares (4,53) y Cantabria (6,06).
  • 1

  • El coste de los compromisos hasta finales de marzo supone 41,36 millones de euros, de los que las terapias respiratorias y la diálisis superan los 32 millones
  • Las derivaciones para intervenciones quirúrgicas pasan de los 8,28 millones en el primer trimestre de 2020 a los 3,32

El gobierno ha reducido en 6,1 millones de euros (-12,84%) los compromisos adquiridos en los tres primeros meses del año para la atención a pacientes de la sanidad pública en clínicas privadas. A finales de marzo, el SESCAM había contraído un compromiso de gasto de 41,36 millones de euros con centros privados para derivación de pacientes a fin de que se les realizase una prueba diagnóstica o una intervención quirúrgica o para la externalización de algunos tratamientos, especialmente los de diálisis, terapias oncológicas y respiratorias. Un año antes el gasto fue de 47,46 millones de euros.

  • El ahorro se deja sentir en la factura de centros privados por intervenciones quirúrgicas y pruebas diagnósticas
  • El coste en terapias respiratorias y radioterapia crece en 3,3 millones de euros

Durante el año pasado, el avance en el programa de renovación tecnológica del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) se dejó sentir en la disminución de las derivaciones de pacientes para algunos procedimientos a la sanidad privada. Esta renovación afectó fundamentalmente al grueso de las pruebas diagnósticas e influyó también en una disminución del gasto en procedimientos quirúrgicos en clínicas privadas. Los datos oficiales revelan que a pesar del avance en estos procedimientos que van absorbiendo los hospitales públicos, los aumentos de los costes se produjeron por determinadas terapias que suelen estar externalizadas en los sistemas públicos españoles de salud (las respiratorias) y por otras que están pendientes de culminar el proceso de adquisición tecnológica (radioterapia).

El Gobierno de Castilla-La Mancha destinó hasta el mes de abril a gasto sanitario por causa de la COVID-19 un total de 352 millones de euros según datos hechos públicos ayer por el Ministerio de Hacienda, lo que supone un 0,92 por ciento de nuestro Producto Interior Bruto y el mayor esfuerzo de todas las comunidades autónomas.

El presidente regional, Emiliano García-Page, ha anunciado que el Ejecutivo autonómico ha aprobado “el gasto de 51,6 millones de euros, que es la mitad, más o menos, de lo que vale el hospital de Cuenca, solo en nuevo material tecnológico y también en millones de mascarillas”, entre otros elementos de protección sanitaria, ha señalado.

Frente a unas previsiones iniciales de hacerlo al 2,9%

  • La Junta gastó 2.807 millones en sanidad, 203 más que en 2017 y 97,6 millones más de lo previsto inicialmente
  • Las desviaciones en las partidas para sustituciones de personal, las recetas y los conciertos con la sanidad privada provocaron que el gobierno gastara 97,6 millones adicionales

Las contingencias en la atención sanitaria en los hospitales públicos y el mayor gasto en recetas, motivaron que la Consejería y el Servicio de Salud de Castilla-la Mancha (SESCAM) reforzaran el año pasado el gasto sanitario previsto inicialmente con 97,6 adicionales, lo que equivale a un 3,6% más del presupuesto original. Esta medida elevó el gasto sanitario público de la Región el año pasado a 2.807 millones de euros, 203 millones por encima del registrado en 2017, cuando la inversión sanitaria ascendió a 2.604 millones de euros. Las previsiones del gobierno regional era hacer crecer el gasto sobre presupuestos iniciales en un 2,9%. La realidad es que, sobre presupuestos ejecutados, el gasto creció un 7,8% (2,7 veces más de lo planificado) y alcanzó el 6,7% del PIB regional, dos décimas por encima del registrado en 2017, cuando llegó al 6,5% del PIB.

El gobierno regional aboga por una financiación finalista del Estado

Castilla-La Mancha fue la cuarta comunidad española que destinó menos fondos por habitante a la financiación de su sanidad, según el último informe de la Estadística de Gasto Sanitario Público, referido a 2016. En concreto, el gobierno regional destinó 1.306 euros per cápita. Sólo Andalucía con 1.110, Baleares con 1.291 y Madrid con 1.224 destinan menos fondos a financiar su sistema de salud. Aunque los expertos señalan que el dato es importante, debe ser considerado con cierta cautela, porque las necesidades de la población difieren en función de variables como el envejecimiento o la despoblación, fenómenos que encarecen la prestación del servicio y que afectan directamente a Castilla-La Mancha.