www.clm21.es

satse

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Toledo ha publicado el libro ‘Las enfermeras también tenemos vida’, en el que recoge los 39 relatos escritos por enfermeras de diferentes ámbitos asistenciales de toda España que han concurrido al I Concurso de relatos cortos sobre conciliación y corresponsabilidad, convocado por el sindicato en la provincia.

Enfermeras y enfermeros de Castilla-La Mancha han salido a la calle, con motivo del Día Internacional de la Enfermera, para mostrar de manera unida y participativa que, "ahora y siempre, son un valor seguro para garantizar la salud y calidad de vida del conjunto de la sociedad, por lo que hay que invertir más en su desarrollo profesional y laboral".

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado que nuestro país tiene la mitad de las matronas necesarias para poder atender a las mujeres con todas las garantías y seguridad, no solo durante la gestación, parto y puerperio si se da el caso, sino en todo lo relativo a su salud sexual y cuidados ginecológicos a lo largo de su vida.

Con motivo del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo 2022

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado al Gobierno, con motivo del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, que reconozca las penosas, tóxicas y peligrosas condiciones laborales de las enfermeras y enfermeros y posibilite la jubilación anticipada voluntaria a un colectivo que, según la evidencia científica, pierde años de vida y tiene más posibilidades de fallecer o sufrir determinados cánceres y otras enfermedades a consecuencia de su labor asistencial y de cuidados.

Enfermeras, fisioterapeutas, pacientes y ciudadanos/as se han concentrado hoy, frente a la sede del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), en Toledo, para denunciar que las administraciones públicas y partidos políticos están traicionando el interés general de mejorar nuestra sanidad pública, dejando evolucionar su grave enfermedad sin reaccionar y permitiendo, por tanto, que siga agonizando, lenta pero inexorablemente, con el consiguiente perjuicio para la salud y seguridad de 47 millones de personas.

Enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas se concentrarán el próximo 30 de marzo, frente a la sede de los servicios centrales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) para exigir soluciones que acaben con el grave deterioro y precariedad que sufren los hospitales, centros de salud y otros centros sanitarios y sociosanitarios de Castilla-La Mancha, así como unas condiciones laborales dignas que les permitan realizar su labor asistencial y de cuidados con todas las garantías para los pacientes y la ciudadanía.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado, con motivo del Día Internacional de la Mujer, que la excelente cualificación, capacitación y profesionalidad de las más de 282.000 mujeres enfermeras que hay en nuestro país se traduzca en una mayor visibilidad y reconocimiento y en nuevos espacios de responsabilidad y decisión a nivel administrativo, institucional y político.

Enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas se concentrarán, el próximo 22 de febrero, en los hospitales de las capitales de provincia de Castilla-La Mancha y de todo el Estado para denunciar que estos centros sanitarios se encuentran “enfermos” por los graves problemas de recursos y medios que ya sufrían antes de la pandemia y que han ido empeorando en los últimos meses mientras las distintas administraciones públicas y los partidos políticos “miran hacia otro lado y no apuestan por resolver una situación que perjudica tanto a la ciudadanía como a los profesionales”.

Enfermeras y enfermeros de Castilla-La Mancha y de todo el país saldrán a la calle el jueves, 12 de mayo, con motivo del Día Internacional de la Enfermera, para poner en valor su imprescindible labor asistencial y de cuidados en los centros sanitarios y sociosanitarios, y reivindicar las medidas necesarias para propiciar su desarrollo profesional y laboral y la mejora de la atención que prestan a más de 47 millones de personas.

Ocho de cada diez enfermeras y enfermeros de nuestro país han sido agredidos mientras desempeñaba su labor asistencial y de cuidados en un centro sanitario o sociosanitario, de los que cerca de la mitad lo han sido hasta en cinco ocasiones y cerca de un 15 por ciento en más de 10 ocasiones.

El Comité Ejecutivo Estatal del Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado al Gobierno y comunidades autónomas la incorporación progresiva de más 15.000 enfermeras y enfermeros en los centros de salud, así como el aumento del presupuesto destinado a Atención Primaria, hasta alcanzar, al menos, un 25 por ciento del total, si realmente quieren acabar con la precariedad, abandono, y sobrecarga que sufre desde antes de la pandemia este nivel asistencial de nuestro sistema sanitario.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, que el Gobierno dé un paso al frente en favor de las más de 300.000 enfermeras y enfermeros de nuestro país y posibilite la jubilación anticipada voluntaria para estos profesionales sanitarios que trabajan durante más de 40 años en condiciones muy difíciles y penosas que perjudican su salud física, psicológica y emocional con el paso del tiempo y, como consecuencia, la atención y cuidados que recibe el conjunto de la ciudadanía.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Castilla-La Mancha ha distribuido más de 1.500 carteles en los hospitales y centros de salud de toda Castilla-La Mancha (100.000 en todo el Estado) para alertar al conjunto de la ciudadanía sobre la necesidad de que las enfermeras y enfermeros puedan jubilarse de manera anticipada después de muchos años exponiéndose a diario a numerosos riesgos para su salud y sufriendo unas condiciones laborales especialmente duras y penosas.

Enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas se han concentrado hoy en los hospitales públicos de la capital de Toledo para lanzar un mensaje claro y contundente a las administraciones y partidos políticos. “No solo están enfermas las personas que necesitan atención y cuidados en estos centros, también nuestra sanidad pública y su pronóstico es muy grave porque no se quieren destinar los medios y profesionales necesarios”.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, se ha marcado como objetivo prioritario de la organización la aprobación de una norma que permita acceder a la jubilación anticipada de manera voluntaria a las enfermeras y enfermeros de Castilla-La Mancha, ya que, además de dar respuesta a la problemática que les supone seguir trabajando en condiciones especialmente penosas y duras, se mejoraría la atención a ciudadanos y pacientes y el funcionamiento del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam).