www.clm21.es

superávit

La mayor recaudación por los impuestos especiales que gravan hidrocarburos, tabaco, cerveza y otros productos (99 millones más que el año pasado) por una reactivación del consumo y el aumento por extraordinarios de las transferencias procedentes del Estado y de la Unión Europea permitieron a la Comunidad Autónoma conseguir un superávit presupuestario por segundo año consecutivo. La Hacienda pública regional aumentó sus ingresos en 568 millones de euros el año pasado respecto a 2020, aunque se resintieron los procedentes del IRPF (-59 millones).

En octubre de 2018, el Banco de España encendía las luces rojas “la mayor parte de las Administraciones Públicas continúa presentando todavía, de manera persistente, plazos de pago de sus facturas superiores a los que contempla la ley y advertía de que “un retraso importante en los pagos de las deudas comerciales de un número significativo de administraciones públicas, como sucedió durante la crisis, tendría un elevado efecto sobre la actividad económica”. Ese mismo mes, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) avisaba sobre la deuda y el riesgo de sostenibilidad financiera y decía: “es muy alto las comunidades de Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunitat Valenciana y Región de Murcia, comunidades que actualmente registran un endeudamiento muy elevado (y alejado de porcentaje de referencia legal del 13%), y que, bajo un escenario de política no cambiante, no se reduce significativamente en la próxima década”.

Los datos de la Intervención General del Estado (IGAE) confirman la previsión adelantada por clm21.es sobre el superávit de la Comunidad Autónomas en términos de contabilidad nacional. El pasado 30 de noviembre, nuestro medio anticipaba que el superávit de las cuentas regionales se situaría en el entorno del 1% del PIB. Ahora, el informe sobre las operaciones no financieras de ingresos y gastos del mes de octubre que elabora el IGAE establece que la Comunidad cerró el mes con un superávit del 1,01%, que traducido a dinero son 430 millones de euros.

  • Tras cerrar el tercer trimestre con un superávit del 0,74% del PIB, el gobierno mejora su saldo presupuestario en octubre lo que adelanta una mejoría aún mayor
  • El saneamiento se produce en paralelo a un crecimiento del gasto del 6,5%

Los datos de la Intervención General del Estado han confirmado las previsiones adelantadas por clm21.es sobre el saneamiento de las finanzas regionales al cierre del tercer trimestre del año. A 30 de septiembre, la Junta mantenía un superávit de 307 millones de euros en términos de contabilidad nacional, equivalentes al 0,74% del PIB.

La Junta de Comunidades cerró el tercer trimestre del año con un superávit presupuestario de 771 millones de euros. El dato supone un 860,8% más que un año antes, cuando el saldo presupuestario arrojaba un superávit de 80,26 millones de euros. El saneamiento se debe fundamentalmente al elevado ritmo en la generación de ingresos, que crecen en 849 millones de euros (15,32%) respecto al año pasado. Mientras, el aumento del gasto se sitúa en 158 millones (2,9%).

  • El gobierno de Castilla-La Mancha incrementó su gasto en 2020 en 375 millones (5%) y el record de ingresos le permitió sanear parcialmente las finanzas

El saneamiento financiero de la Comunidad ha sido puesto en cuestión por el Partido Popular. A pesar de que el año pasado Castilla-La Mancha obtuvo el mayor superávit en sus cuentas públicas, 159 millones de euros. Los comités de dirección provinciales del PP han achacado el superávit registrado por la Comunidad Autónoma en 2020 a la "mala gestión de recursos", tras haber "olvidado" a los sectores que "más apoyo necesitan" en esta crisis. Durante 2020, el gobierno de Castilla-La Mancha gastó 375 millones de euros más que en 2019 y buena parte de este incremento se destinó a la lucha contra la crisis sanitaria y económica provocada por el Covid. La posición del PP ha sido contestada por la portavoz socialista Ana Isabel Abengózar, quien ha pedido al presidente de los populares que "se pronuncie sobre los datos que hablan bien de la gestión de un gobierno que tiene a Castilla-La Mancha en la cabeza y en el corazón, un gobierno que se han empeñado en administrar bien los recursos públicos y no ha dejado a nadie atrás"

El presidente del grupo socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Fernando Mora, ha destacado hoy que el PSOE es un partido político que se caracteriza por su “vocación municipalista” y ha vuelto a defender que se liberen los fondos retenidos por la normativa aprobada por el PP para que los ayuntamientos puedan gastarlos en la lucha contra la COVID-19 y en otros gastos sociales y de infraestructuras.
  • 1

Los ingresos de la Comunidad Autónoma siguen creciendo por encima de los gastos, lo que se ha traducido en noviembre en un superávit de 293 millones de euros, un 248,8% más que en el mismo mes de 2020, ejercicio que Castilla-La Mancha cerró con superávit.

A día 2 de diciembre, el gobierno de Castilla-La Mancha mantenía un saldo presupuestario positivo que superaba los 1.000 millones de euros. Ese balance la alcanzaba con el 75% del presupuesto de gasto gestionado (7.262 millones de euros) y del 90% del de ingresos(8.265,5 millones). El dato adquiere mayor importancia en la medida en la que el Ejecutivo mantiene un buen ritmo de pago de sus obligaciones reconocidas y una notable reducción de los periodos medios de pago de sus facturas.

Castilla-La Mancha cerrará 2021 con un superávit presupuestario equivalente al 0,7% del PIB regional, según las estimaciones realizadas por FEDEA que cifra el saldo de todas las regiones españolas deficitario en un -0,1% del PIB. La Fundación de Estudios de Economía Aplicada toma como base para su estimación los datos presupuestarios y de contabilidad nacional de los siete primeros meses del año. El dato sitúa a nuestra Comunidad como la tercera junto a Asturias con mejor comportamiento de las finanzas públicas durante este ejercicio. En términos absoluto las proyecciones porcentuales del superávit de nuestra región equivaldrían a 280 millones de euros.

El gobierno regional mantiene un superávit de 138 millones de euros, equivalente al 0,33% del PIB. Los datos de julio muestran hasta la fecha unas cuentas saneadas, aunque ligeramente por debajo de las del año pasado, cuando el exceso de ingresos sobre gastos era de 170 millones de euros. Los datos de julio destacan por ser la primera vez en el año en el que el gobierno regional logra presentar sus cuentas sin necesidades extraordinarias de financiación.

  • El mejor comportamiento del IRPF y el fondo especial Covid permitieron hacer frente a la pandemia
  • El gasto se elevó a 7.854 millones empujado por los costes extraordinarios de la lucha contra el Covid, que en sanidad superó los 275 millones

Nunca antes la Junta había manejado tanto dinero como en 2020. El año pasado la Hacienda Regional tuvo más de 8.000 millones de euros. Esa cuantía le permitió afrontar los gastos extraordinarios del Covid y terminar con superávit por segunda vez.

La AIReF partidaria de que destinen su superávit a estos servicios públicos

La negociación del modelo de financiación autonómica ya no es cuestión de dos: Gobierno central y gobiernos regionales. El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, ha introducido una nueva variable en el proceso, al plantear en su comparecencia en el Congreso de los Diputados que los ayuntamientos están sobrefinanciados y podrían asumir competencias que ahora tienen las Comunidades Autónomas, en especial los servicios sociales y la atención a la dependencia. Esta propuesta abre el planteamiento a que exista una negociación global sobre el reparto de fondos entre todas las administraciones públicas territoriales: central, regionales y locales, y de la Seguridad Social.