www.clm21.es
La agricultura y el sector público moderan el deterioro de la economía regional
Ampliar

La agricultura y el sector público moderan el deterioro de la economía regional

  • El informe oficial del gobierno destaca la mejoría en el tercer trimestre y el mejor comportamiento de la economía regional sobre la nacional

martes 10 de noviembre de 2020, 21:37h
“La coyuntura económica de nuestra región en el tercer trimestre de 2020 refleja una senda de mejoría, aunque aún dentro del entorno claramente negativo generado por la pandemia del COVID-19 desde finales del primer trimestre”. Esta es la principal valoración reflejada en el informe de coyuntura de la economía castellano-manchega a finales de septiembre. Este informe es elaborado por el Servicio de Estadística de Castilla-La Mancha, dependiente de la Oficina de Transparencia y Buen Gobierno de la Vicepresidencia del Ejecutivo. La principal aportación viene de los datos del sector agrícola cuyos indicadores apuntan a un fuerte tirón de un sector que en los últimos años ha tenido un mal comportamiento y ha rebajado el crecimiento final de la economía castellano-manchega. También del impulso de la licitación de la obra pública.
En los nueve primeros meses de 2020 el sector agrícola, que en los últimos años ha venido frenando el crecimiento de la economía de nuestra Comunidad, registra un fuerte incremento de la producción de uva (17%) más del doble que a nivel nacional, también ha aumentado (7%) el consumo de gasóleo. Como aspecto negativo, la tasa de inscripción de tractores agrícolas, cayó un 5,2% respecto al ejercicio anterior, aunque lo hizo tres veces menos que en el conjunto nacional. El informe no recoge la evolución de los precios agrarios que marcan el comportamiento de la cifra de negocios del sector.

A ese buen comportamiento de la agricultura, se añade una caída anual de la producción (6,5%) y de las ventas de la industria (8,6%), un descenso de la obra pública civil y un fuerte tirón de la licitación de obra pública. El sector servicios, el que más volumen aporta a la economía regional se anota un descenso del -7,8% en la cifra de negocios, con una fuerte caída del sector turístico (43,7% del número de viajeros) y una mínima bajada de las ventas del comercio (1,4%).

Desde el punto de vista de la demanda, el informe destaca la caída del consumo eléctrico (4,5%) y de las matriculaciones de vehículos (37%), también el descenso de la inversión en maquinaria y bienes de equipo. Otro de los indicadores sobre el consumo, el del crédito empieza a repuntar (2,6%) en volumen total (público y privado), aunque la financiación hipotecaria cae con fuerza (15,4%). El informe no incluye la evolución del gasto de la principal administración pública en nuestra Comunidad, la Junta que crece con fuerza. En términos presupuestarios el gasto no financiero crece un 10,24% en los nueve primeros meses y las inversiones lo hacen en un 1,87% tras el espectacular avance registrado en 2019. Finalmente, y en cuanto a la demanda externa, pone de relieve el empeoramiento del saldo de cobertura (-8,15%) de las importaciones (que apenas varían) por las exportaciones (que caen un 1,8%).

En cuanto al mercado de trabajo, el documento se hace eco de los principales indicadores de la EPA y de las afiliaciones a la Seguridad Social. Así señala que la ocupación media del último año en el tercer trimestre cayó un 3,3% en términos interanuales, (mientras que en España cayó tan sólo un 1,6%), con caídas en todos los sectores, especialmente importante en Construcción (-7,3%) e Industria (-6,7%), siendo la menor en el sector Servicios, donde el número de ocupados cayó, en media anual, un 1,8%. Mejor comportamiento presenta la afiliación media anual en el mes de septiembre, con una ligera caída del 0,66%, la mitad que la caída experimentada a nivel nacional. En cuanto al paro EPA, se incrementa un 6,5% en el promedio anual en el tercer trimestre de 2020, mientras que en el conjunto nacional lo hace en un 3,7%. El paro registrado experimentó un aumento interanual aún mayor, del 9,1% en julio, por debajo del incremento del 13,9% del total del país. Todos los sectores experimentaron incrementos en sus cifras de desempleados según la EPA, especialmente elevadas en la Industria (28,6%) y la Agricultura (casi el 26%) y el sector Servicios (algo más del 16,5%). Con estos movimientos del mercado laboral, la tasa de paro se situó en el segundo trimestre de 2020 en el 18,3%.

El informe recoge las estimaciones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal sobre la evolución del PIB: “Según la estimación de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF), el PIB regional volvió a crecer por primera vez en lo que va de año, tras las fuertes caídas del primero, y, especialmente, del segundo trimestres. Y, además, lo hizo notablemente, concretamente un 16,3%, muy en línea con el crecimiento experimentado por el conjunto de la economía española (16,7%). En términos interanuales, el resultado aún sigue siendo negativo, con una variación del -4,3%, aunque nuestra Comunidad fue la tercera con mejor comportamiento, y una caída de la mitad de la media española”.

El informe no se atreve a adelantar previsiones sobre el comportamiento de la economía en el cuarto trimestre con el que se cerrará la evolución anual. El buen resultado del tercer trimestre mejoraba las expectativas y permitía avanzar una menor caída anual de las estimaciones de los centros de estudios. Pero el recrudecimiento de la pandemia y las medidas restrictivas asociadas a la misma han echado un velo sobre ese escenario.

El trabajo publicado por el Servicio de Estadística tiene una orientación comparativa con el conjunto del país, tanto en crecimiento global como en los principales indicadores sectoriales. Sobre el PIB destaca que “en términos interanuales, el resultado aún sigue siendo negativo, con una variación del -4,3%, aunque nuestra Comunidad fue la tercera con mejor comportamiento, y una caída de la mitad de la media española”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios