www.clm21.es
La economía se ralentiza y crece por debajo de las estimaciones realizadas para el fin de 2020 y 2021
Ampliar

La economía se ralentiza y crece por debajo de las estimaciones realizadas para el fin de 2020 y 2021

lunes 18 de enero de 2021, 22:36h
Los contagios y las restricciones en el cuarto trimestre arrastran hacia un el deterioro del entorno económico, marcado por la caída del consumo, el agotamiento del impacto de las políticas públicas sobre la demanda interna (reducción de las operaciones de crédito por parte de las empresas). Este deterioro en el último cuarto de 2020, y el mal arranque de la campaña de vacunación hacen que todos los analistas rebajen las perspectivas de crecimiento de la economía española en 2021.
Con los datos recopilados hasta el 13 de enero, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) estima que el crecimiento de la economía española en el cuarto trimestre podría alcanzar el 1,7%. El rebote, a la espera de los indicadores de diciembre podría ser sustancialmente más bajo.

Como recoge PricewaterhouseCoopers (PwC) en sus claves económicas de enero de 2021, los indicadores adelantados publicados por el Ministerio de Economía a 28 de diciembre muestran una evolución débil en la mayoría de las cifras. Los índices del sector servicios y de la industria manufacturera y la confianza del consumidor siguen débiles.

PwC recoge que el consenso de Focus Economics (cuyos informes recopilan más de 2.000 previsiones individuales para más de 130 países) estima que España cerrará 2021 con un rebote del 5,8% (dos décimas inferior a lo previamente estimado en noviembre) y con un paro del 17%. El paro sube en más de 700.000 personas en 2020, el mayor repunte que España ha tenido desde 2009.

La estimación de crecimiento de la economía española elaborada por PwC se asemeja mucho a la apuntada por BBVA Research en su último informe sobre la situación económica de España (primer trimestre 2021), en el que se apunta a que El PIB español podría haberse contraído un 11,0% en 2020 y crecer un 5,5% en 2021 y un 7,0% en 2022.

Las claves económicas de PwC de enero también apuntan a que la concesión de hipotecas se debilita en la última cifra publicada, cayendo un 7,8% en octubre. La banca ha concedido 1,38 millones de moratorias hipotecarias por 54.451 millones de euros en 2020 y se estima que esa cifra se mantendrá estable en 2021.

A nivel internacional, el sector industrial global recupera el nivel pre-pandemia, pero las ventas minoristas siguen muy débiles y entran en negativo en noviembre. Según JP Morgan y Morgan Stanley la recuperación del sector minorista será lenta pero evidente en la segunda parte de 2021 cuando las vacunas hayan sido distribuidas masivamente.

Y es este punto, en el de la rapidez de la campaña de vacunación, en el todos los analistas ponen el foco como clave para el inicio de la recuperación de la economía, al igual que ven el aumento de contagios en la segunda y tercera ola y las restricciones para combatirlos como el mayor freno en este arranque de 2021. BBVA Research apunta a que “distintos indicadores de actividad acusan el impacto de la incertidumbre, el efecto de las restricciones adoptadas para evitar una mayor propagación de la enfermedad y el agotamiento de algunas de las políticas públicas de demanda. Así, cabe suponer que la recuperación al inicio del 2021 está siendo más lenta de lo previamente esperado”.

El informe estima que el consumo privado habría caído en nuestro país en 2020 un 13,2%. (Mientras a futuro preocupa el fuerte descenso de la inversión (12%). A pesar de la recuperación estimada para 2021, el informe del servicio de estudios del BBVA apunta a que la tasa de paro en relación a la población activa aumentará en 2021, a pesar de la mejora de la economía y el año cerrará con un 17% de paro, para recuperarse con fuerza en 2022 y reducir el porcentaje al 13,9%, dos décimas menos que en 2019.

La remuneración media de los asalariados crecerá este año según las previsiones un 0,7%. Hay que recordar que los empleados del sector público tienen aprobado un incremento de sus nóminas del 0,9%, lo que indica que el aumento en el sector privado estará por debajo de esa cifra.

Tras finalizar 2020 con una deuda pública rompiendo techos y equivalente al 118,9% del PIB, en 2021 seguirá subiendo y llegará al 120,2%, y eso contando con la subida del PIB. En cuanto al déficit público que en 2019 cerró en el 2,9% de la riqueza nacional, en 2020 se habría situado en el 11,5% y es previsible que en 2021 se quede en el 8,9%.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios