www.clm21.es
Las regiones más pobres de España, el Sur, tiran de la recuperación del empleo
Ampliar
(Foto: Javier Carro vía Wikimedia Commons)

Las regiones más pobres de España, el Sur, tiran de la recuperación del empleo

  • Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia y Andalucía han creado el 44% del empleo en el último año
  • Nuestra Comunidad ha aumentado su número de asalariados en 24.248, tras haber perdido 19.588 en el crac de abril de 2020

miércoles 12 de mayo de 2021, 11:33h
La crisis ha invertido la ecuación y ahora el Sur es el que destaca frente al Norte. En lo que llevamos de año, la mitad meridional de España recupera empresas y trabajadores con mayor aceleración que la septentrional y eso se traduce en una mejoría del empleo. Son, según las estadísticas de la contabilidad regional de España, cuatro de las cinco Comunidades más pobres del país, sin embargo, son las que están generando más empleo y recuperando fuerza empresarial: Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia y Andalucía.
Cuando se paró la actividad en abril de 2020, España perdió de un plumazo 730.000 asalariados inscritos en la Seguridad Social. Ya entonces estas Comunidades, algunas con un fuerte peso del sector turístico en su estructura productiva, aguantaron mejor el impacto que el resto del país y un año después mantienen un ritmo de empleo mayor que el del conjunto de España. Según los estudios de los analistas económicos (Funcas, BBVA, CaixaBank…), la fuerza del sector agrario y de la industria de transformación están detrás de esa capacidad de resistencia y de mejora.

Sea como fuere, estas regiones donde se concentran 8,94 millones de personas activas (en edad de trabajar), el 39,1% del total nacional, perdieron 215.300 asalariados en ese frenazo económico (abril 2020 respecto a abril 2019), según los datos de la Seguridad Social. La cifra suponía el 29,5% de toda la fuerza laboral perdida en España. Un año después, el Sur ha recuperado 195.800 puestos de trabajo efectivos, el 44% de todo lo avanzado por todo el país.

El secreto está en el crecimiento de empresas en alta en la Seguridad Social. Son 24.000 más que las que había en abril de 2020, y suponen casi la mitad (46,4%) de las que figuran en las variaciones interanuales de la Seguridad Social de todo el país.

En ese Sur, destaca el comportamiento de Castilla-La Mancha, que cuenta con 3.000 empresas con asalariados más que en abril de 2020 (5,4%), tras haber perdido 4.250 (-7%) en el crac provocado en el primer mes de pandemia. Tras Andalucía (7,8%), se anota la mejor evolución en el último año.

En términos de empleo, en abril de 2020 en comparación con un año antes, casi 19.600 asalariados castellano-manchegos perdieron su puesto de trabajo. Hoy, no sólo ha recuperado esa ocupación, sino que la economía regional ocupa a 4.660 personas asalariadas más que en abril de 2019. La creación de empleo neto en la región en el último año ha sido de 24.250 personas. Hace dos años, la región había aumentado un 3,9% su empleo, dos décimas más que la media española (3,7%). En 2020, la caída fue del -4,2%, un punto menos que la media nacional y este año registra un crecimiento del 5,5% frente al 3,3% nacional.

Esa situación de tener hoy más nivel de empleo que hace dos años, antes de la pandemia se da también en Murcia (12.978 puestos más) y Extremadura (1.491). Fuera de las regiones del Sur, sólo Navarra logra aumentar el empleo respecto a hace dos años.

Y en ese tejido laboral destacan los autónomos, las empresas “persona física”, que en el Sur suman el 42,4% del total de compañías que dan trabajo frente al 57,6% de sociedades jurídicas, mientras que en el conjunto del país se quedan en el 36,1% frente al 63,9%. Los autónomos en el Sur tienen contratados al 11,1% de los asalariados de sus regiones, mientras que en el conjunto del país sólo al 7,5%, recayendo el peso del empleo en las empresas “personas jurídicas”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios