www.clm21.es
CLM, la tercera Comunidad en igualdad de salarios entre hombre y mujeres
Ampliar

CLM, la tercera Comunidad en igualdad de salarios entre hombre y mujeres

Por CLM21
lunes 04 de octubre de 2021, 21:44h
En España las mujeres cobran, de media, un 19,51% menos que sus compañeros hombres. Es la brecha de género, la diferencia entre los salarios percibidos por los trabajadores de ambos sexos, calculada sobre la base de la diferencia media entre los ingresos brutos por hora de todos los trabajadores. En Castilla-La Mancha, sin embargo, la brecha es del 15,13%, por debajo de la media del país y una de las tres Comunidades más igualitarias en los que a salarios se refiere.

Asturias es la región española con mayor brecha salarial de género del país. En esta Comunidad un hombre percibe, de media, un 25,22% más que una mujer por su trabajo. Trasladado el porcentaje a dinero contante y sonante, esta diferencia supone casi 7.200 euros anuales de diferencia entre varones y féminas. Si ellas cobran de media 21.298 euros anuales, ellos alcanzan los 28.481 euros.



Así lo recogen los datos analizados por el Instituto Nacional de Estadística, que establece que la media española de la brecha salarial por sexos es de 5.090 euros al mes.

En este contexto, si bien es cierto que la brecha salarial de género es una realidad incómoda no sólo en España, sino en toda Europa, donde diversos estudios del Parlamento Europeo señalan que existe una diferencia del 14% en las retribuciones por hora de ambos sexos, hay zonas en las que esta diferencia es menos acusada que en otras.

En España, el ejemplo lo tenemos en Canarias, Baleares y Castilla-La Mancha, que son las tres Comunidades Autónomas con menor brecha salarial del país, con diferencias del 11,51%, 13,18% y 15,13% respectivamente.

De esta forma, una trabajadora en Castilla-La Mancha cobra, de media, 3.554 euros menos al año que un trabajador, lo que reduce la brecha salarial en 1.536 con respecto a la media española y 3.646 con respecto a la Comunidad con mayor brecha de género, Asturias.

Romper la brecha: una cuestión de género histórica y social

Si bien es cierto que en un mercado laboral “perfecto” la brecha de género no existiría, la realidad es bien distinta y se debe a varios componentes históricos y sociales como que, de media, las mujeres realizan más horas de trabajo no remunerado (cuidado de niños o tareas domésticas). Las horas empleadas en tareas no remuneradas implican que las mujeres tienen menos tiempo para desempeñar su jornada laboral pagada.

Además, las mujeres también suelen ser las que asumen interrupciones de carrera por cuestiones como la maternidad, el cuidado de otras personas y las responsabilidades familiares, lo que afecta negativamente a su desarrollo profesional.

Alrededor del 30 % de la brecha salarial de género total puede explicarse por una sobrerrepresentación de las mujeres en sectores con salarios relativamente bajos, como la atención, las ventas o la educación. Todavía hay trabajos como posiciones en sectores de ciencia, tecnología e ingeniería donde la proporción de empleados varones es muy alta (con más del 80%).

Las mujeres también acceden a menos puestos ejecutivos: menos del 10 % de los consejeros delegados o directores generales de las principales empresas son mujeres.

Y, por último, las mujeres también se enfrentan a una discriminación pura en el lugar de trabajo, como que se les pague menos que a sus colegas hombres cuando están igual de cualificados, trabajan con las mismas condiciones y dentro de las mismas categorías ocupacionales o que las degraden después de incorporarse tras una baja de maternidad.

Para combatir estas dinámicas sociales, algunas de ellas fuertemente instauradas, los gobiernos impulsan áreas de igualdad. En el caso de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, cuenta con su propia consejería, cuya titular, Blanca Fernández, es también la portavoz del gobierno regional y uno de los principales pilares del gobierno de García-Page.

Entre las funciones de la Consejería de Igualdad están las de planificar y desarrollar las políticas de igualdad entre mujeres y hombres y promover medidas dirigidas a prevenir y combatir la discriminación por razón de sexo, una hoja de ruta que ha permitido a la Comunidad acercarse un poco más a la meta de romper la brecha.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios