www.clm21.es

balanza comercial

El déficit comercial alcanzó los 6.995 millones de euros en los siete primeros meses del año, lo que supone un descenso del 11,2% respecto al mismo periodo del año anterior, según ha informado el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

  • En junio la balanza comercial de CLM fue positiva, con 863,303 millones en exportaciones frente a 853,674 en importaciones
  • Ciudad Real es la principal provincia exportadora de la región, seguida de Guadalajara y Toledo

Las exportaciones de la región entre enero y junio de 2021 alcanzaron la cifra de 4.268 millones de euros, lo que supone un aumento del 28,5% respecto al mismo periodo de 2020, en que cayeron un 7,7%. En España las exportaciones aumentaron un 23,3% situándose en 152.961 millones de euros.

Las ventas al extranjero de las empresas castellano-manchegas durante el mes de mayo se siguieron resintiendo por la pandemia. Sus ingresos fueron de 476,8 millones de euros, 166,7 millones por debajo (un 25,9%) de la cifra alcanzada en el mismo mes del año anterior, cuando su volumen de negocio ascendió a 643,5 millones de euros. Los sectores más afectados fueron los que tradicionalmente tiran del mercado internacional. La industria de bienes de equipo se dejó 40 millones de euros al alcanzar ventas por valor de 105,6 millones (-27,6%) y la agroalimentaria rebajó su facturación en 27 millones de euros (-12,7%), todo ello a pesar de que el sector de Cuenca se desmarca del conjunto y creció un 2,5%. Este hecho es el que determina que esta se la provincia de la Comunidad en donde menos se resiente (-2,8%) su comercio exterior.

Tras el bache de junio

  • El sector manufacturero de Guadalajara y Albacete, protagoniza la corrección

La recuperación de la actividad exportadora de Castilla-La Mancha en julio, con un crecimiento mensual del 9,4% volvió el balance anual a terreno positivo, tras los malos datos de un mes antes. Las ventas en el exterior crecen en los siete primeros meses un 1,2% y salen del bache en el que habían entrado en junio con una caída mensual del 10,4%, lo que había dejado el cierre semestral en un -0,2%

  • Las empresas regionales vendieron por valor de 1.802 millones de euros, con un tirón del sector químico y un descenso del agroalimentario
  • La Comunidad es la tercera región española con la balanza comercial más deficitaria, tras Madrid y Cataluña

Las exportaciones de las empresas de la región se reactivaron en el primer trimestre del año y crecieron hasta los 1.802 millones de euros, un 4,9%, más que en los primeros tres meses del año pasado. El dato mejora el alcanzado en igual periodo del año pasado, en el que retrocedieron un 0,6%, pero que se mantiene todavía lejos del ritmo del 16,6% al que aumentaban en los tres primeros meses de 2017 o del 12,1% de igual periodo de 2016.

  • Las exportaciones se desaceleran y crecen la mitad del año pasado, y el déficit comercial se dispara a casi el doble que en 2016
  • Las industrias alimentaria y química, las que más se suavizan sus crecimientos. Por provincias, Cuenca y Ciudad Real pierden ventas en el exterior

Los datos de los nueve primeros meses del año confirman la tendencia de ralentización de las exportaciones y el fuerte deterioro de la balanza comercial de Castilla-La Mancha. Las ventas de las empresas de la comunidad en el extranjero (5.409,8 millones de euros) aumentan un 3,9% en tasa anual. En las mismas fechas del año pasado lo hacían al 8,8% y en 2016 al 9,3%. El déficit comercial es casi el doble del que se registraba hace dos años.

La caída se deja sentir con fuerza en los sectores agroalimentarios, químico y de bienes de equipo

  • La balanza comercial sufre el mayor deterioro registrado en los últimos años y presenta un déficit de 866,9 millones de euros

A pesar de que las exportaciones castellano-manchegas se mantienen en índices positivos, empiezan a dar claros síntomas de fatiga. En julio las empresas de la región vendieron a otros países por valor de 629,5 millones de euros, un -0,33% respecto al mes anterior. La cifra deja el acumulado de los siete primeros meses en 4.235,1 millones de euros y un crecimiento del 4,1%. Este índice es el más bajo de los últimos cinco años. En los 7 primeros meses del año pasado las exportaciones aumentaron un 10,9%, en los de 2016 un 9,7%, en los de 2015 un 13,5% y en los de 2014 un 9,7%. Los índices de crecimiento de este año son la mitad o la tercera parte de los que se contabilizaban en los años precedentes.

La balanza comercial se deteriora un 32,6% en los cinco primeros meses del año

Los últimos datos, referidos a mayo, confirman la pérdida de vigor de las exportaciones castellano-manchegas, uno de los factores de desarrollo económico regional. Aunque en los cinco primeros meses del año se mantiene en tasas positivas con un incremento del 4,8%, en el mismo periodo del año pasado el ritmo de crecimiento era del 11,7%. La industria agroalimentaria y de bienes de equipo frena el ritmo de sus ventas al exterior y la de productos químicos ve caer un 5% su cifra de exportaciones. Estos tres sectores aglutinan el 71% de nuestras ventas en los mercados internacionales.

  • El mayor peso de las importaciones de las empresas de Guadalajara dispara el déficit internacional de Castilla-La Mancha
  • Las exportaciones se reducen en 197 millones en los 7 primeros meses y se quedan en 3.964 millones

El déficit acumulado de la balanza comercial de Castilla-La Mancha ascendía a finales de julio a 1.024 millones de euros, 197 millones más que un año antes (23,8%). Este desequilibrio afecta a una de las variables que se emplea para medir el crecimiento del PIB, el de la demanda externa. En el caso de España el desfase es de 7.880 millones de euros, una cifra que mejora los 17.198 millones de déficit que se registraban un año antes.

Los datos de las exportaciones hasta finales de agosto vienen a confirmar el proceso de desaceleración que experimentan las economías regional y nacional. Tras la caída de agosto en un 2,5%, Castilla-La Mancha cerró los ocho primeros meses con un crecimiento acumulado en el año de un ligero 0,7%. En 2018 la tasa de variación en el mismo periodo fue del 4,8%. En 2017 del 10,1% y en 2016 del 9,9%. A nivel nacional la caída de agosto fue del 6,2%, lo que deja el acumulado anual en el 1,1% una cuantía sustancialmente más baja del 4,2% del periodo diferencia en 2018, del 9,1% de 2017.

Por primera vez en los últimos años Castilla-La Mancha cierra un semestre con una evolución negativa en sus exportaciones. En los seis primeros meses del año las ventas en el exterior de las empresas de nuestra Comunidad se contrajeron un 0,2%. Aunque todavía ni el nacional Instituto de Comercio Exterior (ICEX) ni el regional Instituto de Promoción Exterior (IPEX) han abordado el comportamiento de los diferentes mercados en este semestre, los datos de finales de año ya daban un aviso de la caída de ventas en dos de nuestros principales clientes, Alemania e Italia, cuyas economías ya dieron síntomas de debilitamiento a final de 2018. La alemana evitó en el último trimestre del año pasado la recesión técnica en la que sí cayó la italiana.

Las empresas castellano-manchegas arrancan el año mejorando sustancialmente sus ventas al exterior en relación al año pasado, pero la evolución todavía está muy lejos a la registrada en 2017. En concreto, las exportaciones se anotan en el primer bimestre un crecimiento anual del 6,9%, tras la caída del 0,3% registrada en el mismo periodo

La balanza comercial regional tiene un déficit de 968,3 millones de euros

  • En lo que llevamos de año, las empresas de nuestra Comunidad han vendido al exterior por importe de 4.836,5 millones de euros

Las exportaciones castellano-manchegas de productos crecen, pero lo hace con menos fuerza que en los dos años precedentes. La tasa de variación en los dos primeros cuatrimestres es menos de la mitad de la que se daba tanto el año pasado o el anterior. Una situación que confirma la desaceleración de la economía regional

Las ventas en el exterior aumentan un 4,9% frente al 10,7% de hace un año

El crecimiento de las exportaciones se mantiene en tasas anuales positivas, aunque se desaceleró durante el primer semestre del año respecto a igual periodo del año anterior. Si en los seis primeros meses de 2017, las ventas de las empresas castellano-manchegas al exterior crecían a un ritmo del 10,7%, a finales de junio de 2018, la tasa acumulada del año se quedaba en el 4,9%.

La región ha pasado a ser la antepenúltima región en crecimiento y ha aumentado su paro un 12% en seis meses

El que se ha convertido en uno de los dos centros de estudios de cabecera del equipo económico del gobierno regional del presidente Emiliano García-Page, el BBVA Research, publicaba hace tres años los datos de la situación económica que se encontró el actual presidente cuando accedió al cargo: “La recuperación de la economía castellano-manchega se ha acelerado y la sitúa entre las regiones más dinámicas”. Este era el titular del informe de situación emitido el 10 de septiembre de 2015 con los datos registrados en el primer semestre de ese año, justo antes de que García-Page fuera investido presidente. Esa era la herencia que recibía el nuevo equipo.