www.clm21.es
Las regiones tendrán que devolver parte de la financiación de 2020 cuando todavía no han terminado de pagar la factura de la crisis anterior
Ampliar
(Foto: Javier Carro vía Wikimedia Commons)

Las regiones tendrán que devolver parte de la financiación de 2020 cuando todavía no han terminado de pagar la factura de la crisis anterior

  • Las Comunidades siguen pagando por las liquidaciones de 2008 y 2009, que les obligaron a devolver 24.235 millones.
  • Las entregas a cuenta de la financiación 2020 no contemplan el impacto de la pandemia en la recaudación

miércoles 01 de julio de 2020, 21:27h
En las Haciendas regionales se baraja ya cómo afrontar dentro de dos años la liquidación de la financiación recibida a cuenta en 2020. Se es consciente de que la paralización de la actividad económica y las secuelas del Covid en el tejido productivo va a obligar a las Comunidades a devolver grandes sumas al Estado. Las regiones han recibido un dinero a cuenta, que se saldará dentro de dos años cuando se conozca exactamente la recaudación que ha tenido el Estado en 2020. En la memoria todos tienen el tsunami que se produjo en 2010 y 2011 cuando se liquidaron los dos primeros ejercicios de la Gran Recesión. La liquidación de 2008 supuso que las Comunidades tendrían que devolver 5.500 millones. En 2009 la cuenta a devolver fue de 18.735 millones de euros. A día de hoy, las regiones españolas todavía siguen pagando esa deuda, que en principio iba a abonarse en 60 plazos mensuales (cinco años) y que se prorrogó a 120 (10 años) y, más tarde a 240 (20 años). En el caso de Castilla-La Mancha, la deuda arrastrada es de 1.299 millones de euros, 265 millones de 2018 y 1.034 de 2019.
El pago de esa deuda a corto con el Estado se articuló a través de los mecanismos especiales de financiación con deuda a largo plazo. El año pasado Castilla-La Mancha abonó 51,3 millones de euros por esas liquidaciones pendientes. De hecho, el pasado 19 el gobierno aprobó las asignaciones con cargo al Fondo de Liquidez Autonómica y al de Facilidad Financiera para el tercer trimestre de este año. En él se contempla que las 12 Comunidades españolas adscritos a algunos de esos mecanismos de deuda centralizada devuelvan al estado 310,5 millones de las liquidaciones de 2008 y 2009. En el caso de nuestra Comunidad, tan sólo en ese trimestre devolverá 12 ,8 millones, que se suman a los 25,66 pagados en el primer semestre del año.

Cuando estalló la pandemia, el gobierno decidió mantener la financiación comprometida con las Comunidades Autónomas para 2020 y no revisarla a la baja, a pesar de la experiencia de la anterior crisis económica. La financiación en 2020 será de 115.887 millones de euros, un 7,3% más que en 2019.

Los gobiernos son conscientes de que, a todas luces habrá que devolver fondos en 2022, en un año preelectoral para la mayoría de la Comunidades Autónomas. Las estimaciones de la Autoridad Independiente de responsabilidad Fiscal cifran en hasta dos puntos del PIB la caída de ingresos del Estado, lo que equivale a casi 25.000 millones de euros. La cuestión es qué parte de esa factura fiscal corresponderá pagar a las Comunidades. Hay que tener en cuenta que las regiones se financian, entre otros conceptos, por el 50% del IRPF, el 50% de IVA y el 58% de los impuestos especiales, que son las figuras fiscales junto a sociedades por las que el gobierno más recauda.

El mes que viene está prevista una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera donde este tema se colará junto al deseo de las Comunidades de que el dinero que llegue de la Unión Europea no se quede sólo para el Ministerio y llegue a las capitales autonómicas que es donde se gestionan los principales servicios públicos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios