www.clm21.es

Fondo de Liquidez Autonómica

  • La carga financiera equivale al 39,7% del PIB, el porcentaje más alto de la historia
  • Si en 2003 CLM era la Comunidad más saneada, hoy es la segunda con mayor riesgo de sostenibilidad financiera

Castilla-La Mancha rebajó su deuda financiera en 229 millones de euros (1,47%) el cuarto trimestre de 2020 y cerró el año con una deuda de 15.328 millones de euros, 379 millones (2,54%) por encima de 2019. La cuantía equivale al 39,7% del PIB regional, el porcentaje más alto de la serie histórica y casi cinco puntos por encima de finales de 2019, cuando se situó en el 34,9%.

El gobierno regional mantiene la intención de seguir acudiendo a las entidades financieras residentes en España para refinanciar su deuda en la medida que no haya impedimento por parte del gobierno de España. Durante los últimos años, la Hacienda Autonómica había preferido financiarse a través del Fondo de Liquidez Autonómica, al que estaba adscrito por el incumplimiento de los objetivos de déficit, lo que le facilitaba el acceso al crédito mientras el gobierno central se garantizaba el cumplimiento por parte de la Comunidad Autónoma del pago de los compromisos de deuda comercial (proveedores) y de deuda financiera.

  • Las operaciones se realizaron a través del Fondo de Liquidez Autonómica
  • Cataluña con 8.000 millones de euros fue la región que más dinero recibió de los mecanismos centralizados de endeudamiento

Castilla-La Mancha fue la cuarta región española con mayor volumen de refinanciación de su deuda a través de los fondos extraordinarios de financiación autonómica. En concreto, el gobierno regional acudió a este mecanismo para renovar 1.652 millones de euros de vencimientos.
  • 1

La caída en 25.000 millones de los ingresos del Estado amenaza las cuentas autonómicas

  • Las Comunidades siguen pagando por las liquidaciones de 2008 y 2009, que les obligaron a devolver 24.235 millones.
  • Las entregas a cuenta de la financiación 2020 no contemplan el impacto de la pandemia en la recaudación

En las Haciendas regionales se baraja ya cómo afrontar dentro de dos años la liquidación de la financiación recibida a cuenta en 2020. Se es consciente de que la paralización de la actividad económica y las secuelas del Covid en el tejido productivo va a obligar a las Comunidades a devolver grandes sumas al Estado. Las regiones han recibido un dinero a cuenta, que se saldará dentro de dos años cuando se conozca exactamente la recaudación que ha tenido el Estado en 2020. En la memoria todos tienen el tsunami que se produjo en 2010 y 2011 cuando se liquidaron los dos primeros ejercicios de la Gran Recesión. La liquidación de 2008 supuso que las Comunidades tendrían que devolver 5.500 millones. En 2009 la cuenta a devolver fue de 18.735 millones de euros. A día de hoy, las regiones españolas todavía siguen pagando esa deuda, que en principio iba a abonarse en 60 plazos mensuales (cinco años) y que se prorrogó a 120 (10 años) y, más tarde a 240 (20 años). En el caso de Castilla-La Mancha, la deuda arrastrada es de 1.299 millones de euros, 265 millones de 2018 y 1.034 de 2019.

La deuda pública regional crece a su menor ritmo anual desde el inicio del rally alcista iniciado en los años duros de la crisis económica. Aunque por primera vez rebasa los 15.000 millones de euros en valores absolutos, el incremento anual se sitúa en un 2,2%, el porcentaje más bajo desde septiembre de 2005. Desde el tercer trimestre del año pasado, la deuda neta del gobierno regional se ha incrementado en 325,36 millones de euros, la cifra anual más baja en un tercer trimestre desde 2007.