www.clm21.es
Lo que revela la EPA: La pandemia ha destruido 40.000 empleos en Castilla-La Mancha
Ampliar

Lo que revela la EPA: La pandemia ha destruido 40.000 empleos en Castilla-La Mancha

  • Muchos de los nuevos parados se han contabilizado oficialmente como inactivos, lo que provoca que, a pesar del frenazo económico disminuya el paro

martes 28 de julio de 2020, 11:59h
El INE acaba de publicar la Encuesta de Población Activa, inusual por las circunstancias derivadas de las medidas adoptadas en el estado de alarma. Los datos reflejan una fuerte disminución trimestral del paro en nuestra Comunidad, en 20.900 personas (-11,8%), a pesar de que se ha producido una importante destrucción de puestos de trabajo, de -29.800 (-3,7%). La causa es que parte de los nuevos desempleados pasaron a engrosar la lista de inactivos y no la de parados al permanecer el mercado laboral prácticamente cerrado.
La salida del mercado de trabajo de 50.800 activos en el segundo trimestre del año, la mayor de las registradas jamás en Castilla-La Mancha, es la principal consecuencia derivada de la Pandemia en materia laboral. Esa pérdida de activos permitió que, aunque el parón de la actividad económica por el confinamiento destruyera 29.800 empleos entre abril y junio, el paro se redujera en 29.000 personas respecto al trimestre anterior. En una lectura tradicional de la Encuesta de Población Activa (EPA), en el primer semestre del año en Castilla-La Mancha el paro se habría reducido en 7.400 personas, a pesar de la pandemia. Sin embargo, en el primer semestre en la economía regional se han destruido en la región 53.100 empleos, muchos de ellos a por el impacto de la Covid. En esos datos no se contabilizan los trabajadores afectados por Expedientes de Regulación, que se computan como ocupados. A pesar de esa destrucción de empleo en esa lectura no aumentaría el paro. La explicación es que el INE ha contabilizado a muchas de las personas que han perdido su empleo como inactivos en lugar de como parados.

El propio INE explica su procedimiento: “En la situación de alarma, en la que se ha producido el cese de muchas actividades y el confinamiento de la población, muchos trabajadores que han perdido su empleo no han podido utilizar ningún método de búsqueda por estar cerradas las empresas que podrían contratarles o imposibilitados de ejercer su actividad como autónomos, o bien no han podido incorporarse a un hipotético trabajo que les fuera ofrecido por tener que permanecer en casa cuidando de las personas dependientes de la familia (niños, ancianos, personas con discapacidad, etc.). El incumplimiento de alguna de estas dos condiciones de la definición de paro -búsqueda de empleo y disponibilidad para trabajar- determina que la persona no se clasifique como parada en la EPA sino como inactiva, lo que contribuye al incremento de la categoría de inactivos en este trimestre”.

A finales de junio, en Castilla-La Mancha había 4.100 personas más en edad de trabajar que al cierre de 2019. La población entre 16 y 65 años era 1.326.800 personas. A pesar de ese aumento, el número de activos era de 927.300, la cifra más baja desde 2006. Son 60.500 activos menos (-6,1%) que en diciembre y 50.700 menos (-5,2%) que a 31 de marzo. Las oscilaciones son de entre cinco y seis puntos, cuando habitualmente las variaciones trimestrales del porcentaje de activos se mueven en décimas y rara vez han alcanzado como máximo los 2 puntos. Los comportamientos de los últimos trimestres permiten extraer proyecciones que indicarían que realmente se han contabilizado como inactivos no menos de 50.000 trabajadores que han perdido su empleo en la primera mitad, lo que realmente indicaría que el paro en Castilla-La Mancha ha aumentado en 20.000 personas a causa de la pandemia. El dato, aunque elevado, está en el rango inferior de las estimaciones de destrucción de empleo para Castilla-La Mancha realizadas por servicios de estudios para todo 2020.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios