www.clm21.es
CLM saldrá de la crisis año y medio después que el resto de España
Ampliar

CLM saldrá de la crisis año y medio después que el resto de España

martes 05 de septiembre de 2017, 22:34h

La salida de la crisis y la recuperación de los niveles de riqueza previos al estallido de la burbuja inmobiliaria le van a costar a Castilla-la Mancha año y medio más que al conjunto del país. De cumplirse las previsiones del gobierno regional, Castilla-La Mancha alcanzará en el tercer trimestre del año que viene el nivel de riqueza que tenía en 2008, cuando estalló la crisis económica. Las previsiones oficiales cifran el Producto Interior Bruto a precios de mercado en diciembre de 2018 en 41.354,44 millones de euros. En 2008, la riqueza regional alcanzó el récord histórico con un volumen de PIB nominal de 40.389 millones de euros. España recuperó en el primer trimestre de 2017 los niveles de riqueza que tenía en 2008.

En 2008, la riqueza regional representaba el 3,618 por ciento del total de la riqueza nacional. A final del año pasado la cifra era tan sólo del 3,413 por ciento. Las perspectivas del gobierno regional prevé que esta distancia se aumente ligeramente al menos hasta el año 2020, fecha a la que el ejecutivo autonómico ha hecho las últimas proyecciones, en las que dibuja un escenario de crecimiento nominal en unos niveles ligeramente por debajo de la economía nacional. En 2020, la riqueza regional representará el 3,406 de la riqueza nacional.

La riqueza regional ha pasado de ser el 3,62 por ciento de la nacional en 2008 al 3,41 por ciento en 2016

Con todo, esa recuperación sigue teniendo una gran asignatura pendiente: el empleo que no alcanzan los niveles que había cuando estalló la burbuja inmobiliaria. En concreto en 2010 el número de empleados totales en la Comunidad era de 754.500 personas, de los que 572.600 eran asalariados (datos de la contabilidad nacional). En 2015 (últimos datos oficiales) eran 680.400 de los que 563.100 eran asalariados. Entre 2010 y 2015 la remuneración de los trabajadores asalariados cayó un 2,12 por ciento.

En esta década y especialmente a partir de 2010 y 2011 se iniciaron los ajustes en la economía nacional para edificar lo que el tsunami del ladrillo se había llevado por delante. Este periodo se han caracterizado por un cambio del modelo productivo, que apoyado en la política monetaria europea y fiscal nacional, ha permitido que la recesión económica regional tocara a su fin en 2014 y se iniciara un ciclo de crecimiento cuando empezaron a dar sus frutos los ajustes de la economía de los años anteriores. La economía regional empezó a frenar su caída e iniciar la recuperación en 2013 alcanzando los índices positivos en 2015. En 2016 se inició una desaceleración económica que el gobierno regional contempla que se va a mantener durante los próximos años hasta contemplar una caída de ocho décimas en esta legislatura.

El nuevo modelo de la economía regional viene caracterizado por la reducción del peso de la construcción y de la administración pública y del incremento de las actividades comerciales y de hostelería y de la industria manufacturera y el mantenimiento de la aportación del sector agrícola a la economía regional.

En concreto, la administración pública ha reducido su peso porcentual en la estructura del PIB regional, en 9 décimas y se situó en 2016 en el 20,2 por ciento del PIB total, o lo que es lo mismo aporta al PIB 7.692 millones de euros, 597,5 menos que en 2010. La caída de la construcción ha sido aún mayor, un 3,9 por ciento y ha pasado de representar el 10,3 por ciento del PIB regional en 2010 (4.033 millones de euros) al 6,4% en 2016 (2.421 millones de euros).

La industria aporta a la riqueza regional 7.458 millones de euros anuales, 232 millones más que en 2010 y la agricultura 2.275 millones de euros. El comercio y la hostelería genera una riqueza de 6.752 millones de euros frente a los 6.381 que generaba en 2010, son 371 millones más.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios