www.clm21.es
El automóvil da trabajo al 15% de los empleados de Castilla-La Mancha y los bares al 6,3%
Ampliar

El automóvil da trabajo al 15% de los empleados de Castilla-La Mancha y los bares al 6,3%

jueves 04 de enero de 2018, 20:37h
Dice la Seguridad Social que Castilla-La Mancha es, además de gentes de campo, tierra de mecánicos y vendedores de coches, de trabajadores de la industria, de la administración y de servicios sanitarios. Y aunque tengamos una gran concentración de bares y cinco puntos de interés turístico nacional, lo de la hostelería emplea a menos gente de lo que se pudiera pensar. Y, ya se sabe, en esto de las cotizaciones, nadie más sabio que la Seguridad Social, que nos tiene a todos con número y tarjeta adjudicados.

Oye, asomarse a las cifras rompe tópicos y, si estos datos son los de las afiliaciones a la Seguridad Social, enseñan la foto de la realidad de a qué se dedican los castellano-manchegos que trabajan por cuenta ajena, al menos oficialmente, que luego está lo de la picaresca en el país de los lazarillos. Y de esos 488.380 que eran altas oficiales el 30 de noviembre, más de la mitad, 283.360, o lo que es lo mismo, seis de cada diez, estaban en la industria manufacturera (83.275); la venta o el arreglo de vehículos (72.827) que a fin de cuentas aquí se matriculan unos 31.000 al año y el parque está envejecido; en la administración pública, defensa y seguridad social (70.135) y a actividades sanitarias y de servicios sociales (57.123).

Es una tierra con pocos maestros y profesores, 15.184. Sólo las Comunidades uniprovinciales de Murcia (11.968) y La Rioja (7.254) tienen menos. Son los que figuran en el grupo O en el que se dividen las actividades económicas según el código nacional (el CNAE). Porque la administración cataloga todo, te da número para todo y, desde lo de internet, hasta cita previa por ordenador. Somos, en definitiva un código binario. Hay otros maestros que están dentro del grupo P dentro del epígrafe 8412 que es el que regula las actividades sanitarias, educativas y otros servicios sociales de la administración pública. Y, a decir por los datos de la Junta de Comunidades, oficialmente el número de docentes en la enseñanza pública son 10.952 profesores de secundaria y bachillerato y 10.969 de infantil y primaria. Hace falta saber ahora en qué códigos van metidos los fijos, en cuáles los interinos, en cuáles los de la bolsa de trabajo, esos a los que se contrata por horas y con movilidad geográfica.

Y claro en el grupo P también están las 26.468 personas que trabajan en las instituciones sanitarias públicas de la Junta de Comunidades.

Y como esto de las cifras invita a la curiosidad de qué pasa con nuestros vecinos y cómo estamos respecto al grupo al que pertenecemos, resulta que en España, no somos, como muchos creen un país de funcionarios. El sector que más trabajo da es el de la venta y reparación de coches: 2.387.034 empleos. Son casi el doble que los del sector público (1.271.442). Los segundos de la lista son los empleados de la industria (1.789.307) y los terceros los que trabajan en sanidad y servicios sociales (1.441.889).

De nuevo en nuestra tierra, la agricultura da empleo por cuenta ajena a 5.994, que ya se sabe que en esta región de 79.500 metros cuadrados priman las explotaciones familiares.

En garantizar que el agua llega al grifo se afanan 4.689 persona y de que al apretar la llave se encienda la luz 1.959. En lo de construir, reformar y reparar casas la cosa anda floja desde el estallido de la burbuja inmobiliaria y sólo da faena a 34.311 personas. A lo del transporte de viajeros y mercancías incluidas las mudanzas por carretera y ferrocarril se dedican 32.249. La cifra incluye también a los que trabajan en el almacenamiento. Son más que los de la hostelería, que se quedan en 30.934.

Y es que aunque seamos tierra de bares, de vino, cañas y tapas esta actividad ocupa el séptimo puesto en el ranking de empleo por cuenta ajena en Castilla-La Mancha. El último puesto en el escalafón es el epígrafe que aglutina a “los empleadores de personal doméstico”, que en las cinco provincias y casi mil pueblos son sólo 578. Los que trabajan en la minería, en las industrias extractivas se libran del farolillo rojo con 843 empleados.

Y si se trata del periodismo, para la administración es esta una profesión rara, que ni científica, que ni técnica, que ni artística, ni recreativa ni de entretenimiento. Visto desde otro ángulo, es una profesión con personalidad administrativa propia. Es esta una actividad que la Seguridad Social diferencia de las profesionales, científicas y técnicas, que emplea a 11.916 personas y también de las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento, que tiene 5.597 trabajadores. En el campo de la información en el que nos movemos y que la seguridad social extiende a las actividades de edición de libros, de videojuegos y de programas informáticos además del periodismo hay 4.443 empleados. Las otras actividades que quedan en el catálogo son las inmobiliarias, las de compra, venta y alquiler de las propiedades ajenas y en eso están 1.153 castellano-manchegos, y las financieras y de seguros. Y los empleados de banca y de corredurías son en nuestra Comunidad 8.335, ellos son los que manejan nuestros ahorros, nuestros créditos y nuestros riesgos.

Claro y cuando los políticos hablan de enseñanza desconocen o callan el dato, porque rompe cualquier imagen y hablan de eso del fracaso escolar, de la escolarización de cero a tres años, del informe Pisa y demás. Detrás se esconde la precariedad, porque oficialmente el número de docentes en la enseñanza pública son 10.952 profesores de enseñanza secundaria y bachillerato y 10.969 de infantil y primaria (datos del anexo de personal de la Junta de Comunidades) y entre ellos están los de ir y venir, los interinos, los de la bolsa, los que traen de cabeza a las autoridades que prometieron arreglarles lo suyo y siguen en las mismas. Cosa de recortes y eso, los que se hacen aquí y ahora.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios