www.clm21.es

fla

  • Además, obtendrá otros 128,5 millones para pagar al Estado la deuda por las liquidaciones de financiación que arrastra desde la anterior crisis y cubrir el déficit de 2021

El Gobierno de España, a través de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos (CDGAE), ha acordado asignar a las Comunidades Autónomas para el primer trimestre de 2021 un total de 11.956,65 millones de euros con cargo al Fondo de Financiación a Comunidades Autónomas, de los que Castilla-La Mancha recibirá 982,67.

La deuda pública regional crece a su menor ritmo anual desde el inicio del rally alcista iniciado en los años duros de la crisis económica. Aunque por primera vez rebasa los 15.000 millones de euros en valores absolutos, el incremento anual se sitúa en un 2,2%, el porcentaje más bajo desde septiembre de 2005. Desde el tercer trimestre del año pasado, la deuda neta del gobierno regional se ha incrementado en 325,36 millones de euros, la cifra anual más baja en un tercer trimestre desde 2007.

Durante el año pasado, el Estado inyectó a Castilla-La Mancha dinero a crédito por valor de 1.884,8 millones de euro, de los que 1.594,33 se destinaron a refinanciar la deuda, 24,35 al pago de intereses y 266,14 al pago de facturas de proveedores que realizó directamente el Ministerio con cargo al Instituto de Crédito Oficial (ICO). Con estos Mecanismos Extraordinarios de Financiación del Estado se cubrió el pago de 50.711 facturas del gobierno de Castilla-La Mancha a 3.313 proveedores.

Baten récord en enero, con 511 millones de euros en obligaciones de pago

  • En un escenario de superávit presupuestario no financiero (0,1% del PIB), los pagos por deuda superan a los de gastos de los servicios públicos
  • En enero el gobierno tuvo que atender obligaciones de pago por 900 millones, de ellos el 57% de amortizaciones de crédito, con 421 millones de ingresos

La deuda sigue pesando como una losa en las finanzas públicas regionales. Los vencimientos en el arranque del año han vuelto a tensionar la tesorería regional. El valor de las amortizaciones de los créditos batió récords para un primer mes del año y se situó en los 511 millones de euros, de los que la Junta liquidó 110 millones. La Junta también tuvo que hacer frente a otros 386 millones de obligaciones no financieras (gastos de gestión de los servicios públicos), de los que abonó 349. En total las obligaciones reconocidas sumaban casi 900 millones de euros. El 31 de enero el gobierno sólo había recaudado 421 millones de euros y tenía derechos reconocidos sobre otros 10.

Ha aumentado la plantilla un 33,8% durante la legislatura

  • Los empleados de del sector público regional, la administración paralela de la Junta, se incrementan en un 22,34% y se sitúan casi en 3.000
  • En una de las empresas públicas el coste salarial medio por empleado supera los 57.000 euros anuales

El gobierno regional ha reforzado la contratación de personal para la lucha contra incendios en la actual legislatura hasta convertirla en la cuestión de mayor prioridad, por encima de la asistencia sanitaria o la educativa. La empresa pública Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha (GEACAM) ha incrementado su plantilla entre 2015 y 2018 en 527 personas, lo que representa un incremento del número de empleados del 33,8%. Este porcentaje está muy por encima del que se ha registrado en otras áreas de servicios públicos considerados esenciales. Ese aumento de plantilla en la lucha contra incendios no ha estado acompañado, según la denuncia de los agentes medioambientales, de la dotación de medios adecuados.

Page le planteará una queja a Pedro Sánchez en la reunión que mantendrán el día 15

  • Preocupación en el gobierno regional por el impacto electoral en la candidatura de García-Page de las concesiones a los independentistas
  • García-Page reclama también una comisión bilateral con Castilla-La Mancha

De poco han servido las declaraciones de buenas intenciones de los consejeros de Hacienda de las Comunidades Autónomas gobernadas por el PSOE, posicionándose en julio contra una negociación bilateral con Cataluña en materia de financiación autonómica. La primera reunión ya se ha producido. Y el gobierno central va a pagar 1.459 millones de financiación adicional a Cataluña, que saldrán de los Presupuestos Generales del Estado. El acuerdo viene a allanar el camino para asegurarse el apoyo de los grupos independentistas a los primeros presupuestos generales elaborados por el equipo de Pedro Sánchez.

La agencia canadiense de calificación crediticia Dominion Bond Rating Service (DBRS) ve con buenos ojos la reestructuración de la deuda que tienen las Comunidades Autónomas y que en su mayoría están en manos del gobierno central, que la ha facilitado a través del Fondo de Liquidez Autonómica. El informe de DBRS llega tras el acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos con el que se establecía la senda para que las Comunidades Autónomas pudieran volver al mercado financiero a financiarse tras años de estar bajo el paraguas del gobierno central y del anuncio del gobierno central de una posible reestructuración de la deuda autonómica en sus manos.

En lo que va de año, ha recibido del Fondo de Liquidez Autonómica otros 846,6 millones

Castilla-La Mancha recibirá durante este trimestre 397,2 millones de euros en créditos con cargo al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), que se sumarán a los 846,6 liberados en los seis primeros meses del año. La cuantía ha sido fijada en la última reunión de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos del Gobierno de España, que ha decidido asignar 4.057,78 millones para los próximos tres meses a las siete Comunidades acogidas al FLA. Además ha asignado otros 1.802,89 millones a otras siete regiones acogidas al Fondo de Facilidad Financiera.

En el primer trimestre del año

  • La región debe 14.763 millones de euros, de ellos 10.507 millones al Estado
  • El endeudamiento vivo, que bate un nuevo record, es el más bajo desde 2014 en relación a la riqueza regional por el crecimiento del PIB

La deuda de Castilla-La Mancha ascendía a finales del primer trimestre del año a 14.763 millones de euros. Este nuevo record se produce tras un moderado aumento de la deuda viva en 59 millones durante los tres primeros meses del año. Este incremento contenido contrasta con la fuerte subida de la deuda del conjunto autonómico, que ascendió a 3.500 millones de euros, batiendo un nuevo record y acercándose a la barrera de los 300.000millones.

La deuda de las administraciones españolas llega a los 1,17 billones (97,2% del PIB)

  • CLM tiene la segunda mayor carga financiera en relación a su riqueza, el 35,4% del PIB sólo por detrás de Valencia, que tiene el 41,7%
  • El gobierno central, con créditos por valor de 11.221 millones de euros, es el mayor prestamista de la Comunidad

Castilla-La Mancha incrementó su deuda pública en 284 millones de euros (1,97%) a lo largo de 2018 y cerró el ejercicio con una carga financiera de 14.714 millones de euros, un nuevo récord absoluto. El endeudamiento de nuestra Comunidad representa el 35,4% de su Producto Interior Bruto (PIB), según las cifras que acaba de hacer públicos el Banco de España. Los datos sitúan a la Comunidad como la segunda región española con mayor endeudamiento en relación a su PIB. El 76,25% de esa deuda es con la Administración General del Estado, que le ha facilitado los préstamos a través del Fondo de Liquidez Autonómica.

Se mantiene el apalancamiento creciente y “el riesgo muy alto de sostenibilidad financiera”

  • La región, con una calificación de "bono basura" por la agencia Moody’s, tendría muchas dificultades para financiarse en el mercado en caso de desaparecer el FLA
  • En los últimos años el nivel de deuda ha ido bajando en relación al PIB, gracias al crecimiento de la economía

El último informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal viene a profundizar en la preocupante deuda pública que tiene Castilla-La Mancha, que junto a Cataluña, Valencia y Murcia, presentan un “riesgo de sostenibilidad financiera muy alto”, los mayores de España. A juicio de la AIReF las dos principales vulnerabilidades del conjunto autonómico siguen siendo el elevado nivel de endeudamiento y la creciente dependencia de los mecanismos extraordinarios de financiación, que limita los incentivos de vuelta a la disciplina de mercado, es decir, el poder acudir al mercado financiero a pedir créditos.

Debe 14.729 millones, de ellos 11.000 millones al Estado

  • Es la segunda región española con mayor nivel de deuda en relación a su PIB (el 35,7%) sólo superada por Valencia ( 41,9%)

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) advierte de que el riesgo de sostenibilidad financiera “es muy alto en las Comunidades de Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunitat Valenciana y Región de Murcia, Comunidades que actualmente registran un endeudamiento muy elevado (y alejado de porcentaje de referencia legal del 13%), y que, bajo un escenario de política no cambiante, no se reduce significativamente en la próxima década”.

El gobierno regional insiste en la necesidad de suavizar las condiciones de pago

El último Consejo de Política Fiscal y Financiera, además de los temas de la agenda (ampliación de la senda de déficit), deja de fondo la grave situación financiera de algunas Comunidades como Castilla-La Mancha y Valencia, y la evidencia de que el gobierno central negociará bilateralmente con Cataluña en contra de los intereses del conjunto de las regiones, poniendo en difícil situación a las regiones gobernadas por el PSOE que han rechazado por activa y por pasiva que se lleve a cabo esa negociación a dos.

La “herencia recibida” que el actual gobierno consideró alarmante se ha deteriorado

“La situación económico-financiera… es muy preocupante, al superar ya con creces el objetivo de déficit para todo el año, presentar un alto nivel de ejecución del presupuesto de gastos, con graves agujeros contables, y contar con una tesorería sin apenas liquidez.” Estas palabras, pronunciadas por el consejero de Hacienda en agosto de 2015 cuando el nuevo gobierno echaba a andar, bien pudieran aplicarse total o parcialmente a la situación actual, al cumplirse los tres años de Emiliano García-Page en la Presidencia de Castilla-La Mancha.

El Estado baraja no cobrar los intereses de la deuda de las CCAA

En Hacienda va cobrando fuerza una posible solución a la deuda que mantienen las diferentes Comunidades Autónomas con el Estado y de la que se beneficiaría Castilla-La Mancha. La línea que se abre camino es que el Estado no cobre los intereses de esa deuda. Esta nueva propuesta de Cristóbal Montoro llega tras la negativa de algunas Comunidades de que se produjera la condonación tanto del principal como de los intereses. Los opositores a la quita total o parcial de la deuda entienden que se estaría mandado un mensaje erróneo al premiar a las regiones endeudadas frente a las que han tratado de contener el déficit y evitar incurrir en un endeudamiento excesivo.