www.clm21.es

opinión

Artículo de la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, con motivo del Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Mujeres, de Niñas y Niños

La semana se inicia con la vicepresidenta segunda del gobierno reuniéndose con directivos de las empresas de gran distribución y con asociaciones de consumidores. Yolanda Díaz mantiene su propuesta de topar alimentos básicos de la cesta de la compra, apoyada por su compañero de Consumo Alberto Garzón. Una iniciativa cuestionada por otros miembros del gobierno, entre ellos el responsable de la política alimentaria, el ministro de Agricultura y de sus compañeras las ministras de Economía y la de Comercio o la de Defensa. En conflicto entre los ministros del Partido Socialista y del Partido Comunista es que ha generado hasta la fecha el mayor choque dentro del gabinete, sin que se haya producido un pronunciamiento expreso del presidente.

Artículo del presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, con motivo de la aprobación del 40 aniversario del Estatuto de Autonomía

Acierta el presidente de Castilla-La Mancha en su análisis de que “tras el Debate sobre el estado de la Nación, los grandes acuerdos entre PSOE y PP están más lejos” y valorar ese escenario como la parte negativa: “no desterramos el frentismo y eso lleva a un enfrentamiento patológico”. Y es que el presidente Sánchez habló para el electorado más a la izquierda, no para todos los españoles, en un error que le puede permitir o no completar la legislatura, pero que le aleja de obtener apoyos de los ciudadanos más moderados para su reelección.

Hay una capa de la sociedad española que vota con el bolsillo. La ideología les va y les viene. Y desconectan del ruido. Y tratándose del bolsillo, lo que importa es la microeconomía. No es el PIB, ni si antes era temporal o ahora por hacer lo mismo se le considera fijo indefinido. No hace falta que les convenzan de que España va bien o va mal. Ellos saben si les va bien o mal. Y, por más que se empeñe el gobierno, los bolsillos de los más van a menos. Y frente a eso todos los logros que se exhiban sirven de poco.

Artículo de opinión del consultor y escritor Jorge Molina Sanz

Ha empezado la campaña electoral en Andalucía, un momento para que partidos y políticos se desmelenen y se retraten.

Banca, energéticas, gobierno…Son los tres sectores más favorecidos por los beneficios caídos del cielo. Hasta finales de julio, la recaudación tributaria del Estado ha subido 22.300 millones, en buena parte consecuencia de la inflación. Morgan Stanley calculó que el conjunto de los bancos de los 19 países de la zona euro podrían beneficiarse de hasta 24.000 millones por los créditos bonificados facilitados por el Banco Central Europeo para impulsar el crecimiento primero y para evitar una crisis crediticia durante el parón económico por la pandemia. En cuanto a las compañías eléctricas nadie ha puesto cifra a esos ingresos extras derivados del alza del gas y motivado por el sistema marginalista de cálculo del precio de la energía.

El curso político se ha iniciado en clave electoral con la economía como principal preocupación de los ciudadanos. Y en la realidad de la calle, las familias se enfrentan a unas expectativas de unos ingresos contenidos, a un considerable aumento de sus gastos como consecuencia de la inflación y a un incremento de su carga financiera por sus deudas derivado de la escalada de tipos, especialmente el Euribor, que graba sus hipotecas. Y en esa realidad de lo cotidiano, da la impresión de que los ciudadanos y sus problemas se han convertido en la excusa para algunos líderes políticos y sus problemas, que no son los que padece el común de los mortales, que son piezas en el juego del poder, donde se hacen estrategias y los cálculos se hacen en votos.

Decía un destacado compañero suyo, el presidente castellanomanchego, José María Barreda, que las formas en política son muy importantes. Viene al caso porque en su rueda de prensa de balance del curso político, usted en calidad de presidente del gobierno, en el palacio presidencial y en convocatoria oficial (acto financiado con fondos públicos) puso nombres y apellidos a su crítica contra determinados sectores. No seré yo quien defienda a esas personas -poderosas ellas, sí-. Tienen suficientes recursos para hacerlo por sí mismas. Incluso, puede que no me caigan bien.

Artículo de opinión del consultor y escritor Jorge Molina Sanz

En un periodo muy corto hemos tenido las cumbres del G7 y ahora la de la OTAN, con Ucrania y Putin como trasfondo

Artículo de opinión del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, con motivo del Día Internacional de la Administración Pública

-- … Pero si gasto en lo necesario. Al montoncito mensual de 250 euros para comida, le he tenido que añadir 25 más. Al de la gasolina que era de 100 euros a principios del año pasado, ahora es de 175. A la hipoteca ya preparo otros 75. En la luz he tenido que arrimar un billete de 50. Ya ves en sólo cuatro cosas, son 225 euros más al mes. Dicen que España va bien, que la economía va bien. Pero a todas a las que pregunto me dicen que a ellas les va como a mí: mal no, peor. Lo peor es que el montón que antes tenía para imprevistos ya ha desaparecido. El de la cerveza en el bar, también; que no me suben el sueldo. Estoy contratada como limpiadora y no como camarera, seis horas al día, pero hago ocho, porque he de arreglar tantas habitaciones que no termino antes de ocho horas. Me pego cada paliza que sólo aguanto con ibuprofeno y paracetamol. Oye y eso cuesta también una pasta.

La semana empieza con la vista puesta en Andalucía, donde ha arrancado la campaña electoral y donde los resultados tienen en vilo a los líderes y a los partidos políticos nacionales, porque parte de su futuro se decide más allá de Despeñaperros el próximo día 19.