www.clm21.es

Vestas

La planta de Vestas en Daimiel (Ciudad Real) va a aumentar su carga de trabajo tras el pedido de 104 MW recibido por la compañía por parte del Grupo Vapat para el parque eólico Pinta y Guindalera, que se construirá en Valladolid.

La compañía danesa Vestas ha recortado sus previsiones de facturación y márgenes de este año como consecuencia de la guerra en Ucrania y su retirada del mercado ruso, según ha notificado la empresa en su informe de cuentas de resultados, en el que informa que durante el primer trimestre se anotó unas pérdidas netas de 765 millones de euros, casi 12 veces más que los 'números rojos' observados durante el mismo periodo del año anterior.

El fabricante danés de aerogeneradores Vestas, con planta industrial en Daimiel (Ciudad Real), obtuvo un beneficio neto de 156 millones de euros en los nueve primeros meses de 2021, lo que representa una caída del 23,9% en comparación con el mismo periodo de 2020, según informó la empresa, que ha enfriado sus pronósticos anuales ante los problemas de la cadena de suministro y los elevados costes.

Vestas despedirá a 400 empleados de la planta de Daimiel. Ya lo adelantaba Clm21.es hace menos de una semana. Fue el pasado 6 de septiembre, tras el anuncio de la multinacional danesa, uno de los principales fabricantes de aerogeneradores del mundo, de iniciar un ERE extintivo para los más de 500 empleados de la compañía en la planta de Villadangos (León). Saltaban todas las alarmas sobre la continuidad y la viabilidad de las otras dos fábricas de Vestas, una en Lugo y la otra en Daimiel, que hoy amanece con la noticia de que la compañía prescindirá del 40% de la plantilla. A pesar de las alarmas, la desinversión productiva de estagran empresa de la región pilla al gobierno, especialmente al departamento de Patricia Franco, completamente a trasmano.
  • 1

Iberdrola ha adjudicado a Vestas, compañía danesa con una planta de producción ubicada en Daimiel (Ciudad Real), el contrato para el suministro e instalación de turbinas para un parque eólico de 50,4 megavatios (MW) en Polonia, informó la compañía.

La compañía danesa Vestas, presente en Castilla-La Mancha, a través de su fábrica de Daimiel, donde produce dos de sus proyectos clave, ha comunicado hoy que en el primer trimestre del año cerró con unas pérdidas de 61 millones de euros, lo que supone reducir en un 18,7% el resultado negativo contabilizado en el mismo periodo del año anterior.

La incertidumbre se cierne sobre los centenares de trabajadores de una de las compañías que más factura en Daimiel. El anuncio de un ERE por la escasez de demanda en la filial castellano-leonesa ha encendido todas las alarmas ante las posibles repercusiones que podría tener sobre más de mil empleos directos e indirectos que mantiene en la región.