www.clm21.es
El Plan de Ajuste del gobierno regional se encomienda a los fondos europeos para cumplir el déficit a final de año
Ampliar

El Plan de Ajuste del gobierno regional se encomienda a los fondos europeos para cumplir el déficit a final de año

martes 05 de junio de 2018, 20:58h
El gobierno regional contempla sobre el papel finalizar el año con un déficit presupuestario de 228,18 millones de euros. El ejecutivo autonómico confía en poder aplicar a sus cuentas unos ajustes positivos en términos de contabilidad nacional de casi 68 millones de euros. Esos ajustes le permitirían cerrar 2018 con un déficit definitivo de 160,78 millones de euros y cumplir así con el límite del 0,4% del PIB que rige como objetivo de sostenibilidad para todas las Comunidades. Los datos figuran en el Plan de Ajuste que el gobierno regional tuvo que presentar al Ministerio como uno de los requisitos para poder obtener créditos del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para poder atender los vencimientos de deuda y el pago de facturas a proveedores.

El documento fue elaborado definitivamente tras conocerse el pasado 26 de marzo resultado de déficit del año pasado. En esa fecha el gobierno regional ya era consciente de la fuerte desviación que se estaba registrando en las cuentas públicas en el primer trimestre de 2018, pero necesitaba cumplir el trámite del Plan de Ajuste para poder acceder a los créditos blandos a través del FLA. Y mandó un papel con unos números al Ministerio de Hacienda con los que cuadraba el déficit.

Los datos de marzo rompen todas las previsiones del Ejecutivo

Para este año y en ese papel, el gobierno regional confía en que el sector público arroje un superávit de 18,85 millones de euros, que la cuenta de intereses cierre con un superávit de 6,9 millones de euros y que las transferencias de fondos de la Unión Europea aporte otros 38,5 millones.

Dicho de otra forma, el ajuste se basa en la confianza de que ninguno de los organismos de la Junta que computan a efectos de sostenibilidad tengan desequilibradas sus cuentas a final de año, de que exista un superávit de sus empresas inversoras, una mejora de los intereses devengados y una mayor aportación de los fondos europeos mejoren el saldo presupuestario. El año pasado la televisión autonómica contabilizó un déficit de 3 millones y otros entes instrumentales otros 17 millones. Ya durante este año, como informó el pasado 2 de mayo clm21.es, el gobierno regional se ha visto obligado a pedirle al Instituto de Finanzas que financie a la tele pública con casi 4 millones de euros mediante la suscripción de un préstamo, “con el fin de solventar su situación de tesorería". También, en la última semana de mayo se han disparado los costes por la captación de fondos en los mercados, lo que eleva el coste de los intereses a pagar.

En cuanto a los fondos europeos, ya en el ejercicio de 2017 la Intervención General del Estado desestimó que computaran dos terceras partes de los ingresos de la Unión Europea presentados por el ejecutivo regional.

Más allá de las intenciones puestas sobre el papel, que como dicen los economistas “todo lo aguanta”, los resultados reales a finales de marzo indicaban que el gobierno ya había alcanzado un déficit del 0,45%, sobrepasando el límite establecido para todo el año. En 2017, a finales del primer trimestre, el gobierno del presidente García-Page alcanzó un déficit del 0,43% a pesar de que en el plan de ajuste de ese año había calculado el 0,3%. A final de ese año, el déficit de la Junta fue del 0,72%. En marzo de 2016 el ejecutivo cerró marzo con un déficit del 0,03% y terminó el año llegando al 0,81%. Ni en 2015, ni en 2016 ni en 2017 el gobierno regional ha cumplido con sus obligaciones de estabilidad financiera.

La televisión ha necesitado un crédito de 4 millones de euros en los primeros meses para poder atender su tesorería

En el Plan de Ajuste 2018 elaborado por el gobierno regional no se contemplan algunas cuestiones, como la repercusión en las cuentas públicas del incremento salarial a los empleados públicos más allá del 1,5%. Esta medida, que es posterior al Plan de Ajuste regional, responde al acuerdo firmado entre el Ministerio y los sindicatos y eleva ese porcentaje al menos en un cuarto de punto adicional. No obstante la diferencia podría ser asumible en función de los cálculos del déficit utilizado por el gobierno.

El problema es que quedaría muy ajustado ya que el gobierno ha realizado el cálculo sobre un crecimiento del PIB regional de 1.596 millones de euros, lo que supondría un incremento del PIB nominal del 3,98% durante 2018. En 2017 Castilla-La Mancha cerró con un aumento del PIB del 2,5%, muy alejado de las previsiones iniciales del gobierno y 6 décimas por debajo de la media nacional, marcando el inicio de un proceso de desaceleración económica. De hecho esta desviación fue puesta de manifiesto como por el titular de Hacienda en la presentación de los datos que reflejaban el incumplimiento del déficit del año pasado.

Durante el primer trimestre de 2018 persiste la desaceleración en el crecimiento regional, que ha registrado una tasa de incremento del 0,5% y los principales indicadores apuntan a un frenazo de la economía de nuestra Comunidad, que podría moverse por debajo del 2,5% a final de año. De hecho Funcas, con los primeros datos de coyuntura del año, ha rebajado sus previsiones en una décima y sitúa el crecimiento a final de año en 2,5%. Ese dato supondría que nuestra región cerraría con un PIB de 41.060 millones, lo que dejaría poco margen al error o a imprevistos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios