www.clm21.es
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, interviene en en el Pleno de las Cortes regionales celebrado el pasado jueves.
Ampliar
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, interviene en en el Pleno de las Cortes regionales celebrado el pasado jueves. (Foto: Álvaro Ruiz // JCCM)

Las cuentas públicas de CLM se deterioran un 18,6% mientras que las del conjunto autonómico mejoran un 33,3%

lunes 02 de julio de 2018, 00:31h
El deteriorado balance de las cuentas de la Junta de Comunidades se agravó al final del primer cuatrimestre. Castilla-La Mancha cerró abril con un déficit de 214 millones de euros. La cifra equivale al 0,51% del producto Interior Bruto (PIB) regional. El límite del déficit para las Comunidades Autónomas en 2018 está fijado en el 0,4% de su PIB (equivalente a 167 millones de euros). Castilla-La Mancha lo supera en un 27%. El incumplimiento del déficit obliga a realizar ajustes y recortes del gasto. Mientras el conjunto de regiones españolas han logrado reducir su déficit en tasa interanual un 33,33%, el gobierno del presidente García-Page ha aumentado el de Castilla-La Mancha en un 18,6%. La Comunidad con el saldo más saneado es País Vasco con un superávit de 418 millones de euros (0,56% de su PIB) y la que presenta más deterioro es Navarra con un déficit del 0,66% de su PIB que equivale a 137 millones. Castilla-La Mancha es la segunda Comunidad con mayor déficit.

El déficit de la Junta ha ido en aumento desde el primer mes del año. Si en enero presentaba un desequilibrio entre ingresos y gastos del 0,12% (51 millones de euros), en febrero subía al 0,19% (81 millones). En marzo el déficit se disparó hasta el 0,45% (189 millones).

La Junta alcanza en abril un déficit del 0,51% de su PIB superando en un 27% el límite establecido para todo el año

El año pasado la Junta cerró el ejercicio con un déficit del 0,72%, rebasando el límite del 0,6%, lo que le ha obligado a presentar un Plan Económico Financiero, que debe ser aprobado por el Ministerio y del que ya ha emitido el informe preceptivo la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal. En ese Plan, que todavía no ha sido colgado del Portal de Transparencia, el gobierno del presidente García-Page plantea recortes del gasto aprobado por las Cortes Regionales para 2018.

A finales de abril del año pasado el gobierno regional registraba un déficit del 0,43%. Eso supone que este año en el que se ha rebajado una décima el listón del déficit, Castilla-La Mancha llevaba acumulado un déficit de ocho centésimas superior al año pasado, un 18,6% más.

El conjunto de las Comunidades Autónomas cerró abril con un déficit del 0,2% del PIB, lo que equivale a 2.438 millones de euros, 1.100 millones menos que en abril del año pasado cuando las regiones españoles llegaban a los 3.538 de déficit (0,3% del PIB de ese año).

Por Comunidades, Andalucía presenta un déficit del 0,2%, Aragón del 0,42%, Baleares del 0,23%, Canarias (0,04%), Cantabria (0,46%), Castilla y León (0,31%), Cataluña (0,38%), Extremadura (0,42%), Galicia (0,13%), Madrid (0,23%), Murcia (0,38%), Navarra (0,66%), Valencia (0,03%).

Han cerrado el primer cuatrimestre con superávit en sus balances Asturias (del 0,19%), La Rioja (del 0,06%) y País Vasco (0,56%).

Entre las regiones que mejoran sus balances en el primer cuatrimestre de este año en relación al mismo periodo del año pasado están Andalucía, Asturias, Baleares, Canarias, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Madrid, Murcia, la Rioja, Valencia y País Vasco.

Entre las que lo empeoran anualmente sus saldos contables a final del primer cuatrimestre, además de Castilla-La Mancha están Aragón, Cantabria, Galicia y Navarra.

La capacidad o necesidad de financiación de las Comunidades Autónomas se determina tras aplicar los ajustes en términos de contabilidad nacional a sus saldos presupuestarios (diferencia de ingresos y gastos), lo que determina finalmente el nivel de déficit o superávit de cada una de ellas.

La semana pasada las cifras que se conocían de los saldos presupuestarios no auguraban nada bueno para Castilla-La Mancha, que acaparaba al final del primer cuatrimestre la tercera parte del déficit presupuestario de todas las comunidades españolas. El gobierno del presidente García-Page tenía a finales de abril un saldo deficitario de 192,97 millones de euros y el del conjunto de las Comunidades era de 554,5 millones. Esos 192,97 millones han terminado por convertirse en 214 tras realizar esos ajustes (resultados de otras entidades como el sector empresarial público, los ingresos inciertos, las facturas fuera de presupuesto…).

La principal diferencia de la Hacienda de Castilla-La Mancha con el resto de Haciendas regionales la marca el menor ritmo de ingresos. Si el conjunto de regiones había ingresado a finales de abril el 28,56% de sus previsiones anuales, nuestra Comunidad estaba 1,34 puntos por debajo, y se quedaba en un 27,22%. El ritmo de gasto de nuestra Comunidad se movía en niveles parecidos al conjunto de regiones, en el 27,94%, lo que supone 0,24 puntos más que la media. En su conjunto las comunidades autónomas habían aumentado sus ingresos por encima de los gastos en comparación con el año pasado. En el caso de Castilla-La Mancha la situación es la contraria, a finales del primer cuatrimestre los gastos habían crecido un 11,25% en tasa anual mientras que los ingresos sólo lo habían hecho en un 6,58%.

A pesar de los datos, el consejero de Hacienda del gobierno regional, Juan Alfonso Ruiz Molina, mantiene que se está produciendo “un saneamiento de las finanzas públicas en tanto en cuanto se ha reducido en más del 50 por ciento la necesidad de financiación, el periodo medio de pago a proveedores es rápido y menor que en la anterior legislatura y Castilla-La Mancha es una de las tres únicas Comunidades Autónomas que han reducido el peso de su deuda en relación al PIB desde junio de 2015”.

Por su parte, el diputado del Partido Popular, José Manuel Tortosa, recordaba que “el déficit de Castilla-La Mancha supera en dos veces y media el del resto de las Comunidades Autónomas de España y ha señalado que “las políticas económicas del Gobierno de Page y Podemos se han demostrado nefastas y se traducen en más recortes, más déficit y más deuda para Castilla-La Mancha”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios