www.clm21.es

deuda pública

Castilla-La Mancha necesitará 2.000 millones de euros este año para refinanciar su deuda y para poder hacer frente a la cobertura de su déficit anual. El progresivo aumento de las necesidades financieras se produce en medio de un anunciado cambio de escenario monetario que anticipa un mayor coste, al cerrar el Banco Central Europeo el programa de adquisición de deuda pública en el mercado secundario, además de coincidir con una desaceleración de la economía y con la dificultad para llegar al equilibrio de las cuentas públicas anuales. Precisamente, el endeudamiento es el mayor riesgo financiero que tiene la Comunidad Autónoma y así viene siendo señalando de forma reiterada por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). En 2018 el endeudamiento le costaba al gobierno regional en gastos e intereses 214 millones de euros.

A final de año el gobierno autonómico tiene previsto alcanzar un endeudamiento financiero de 14.744 millones

Durante el primer trimestre del año el gobierno ha tenido que hacer frente al pago de 564 millones de euros derivados de su endeudamiento. El Ejecutivo tiene previsto gastarse durante todo el año 1.808 millones de euros en pagar sus créditos e intereses. Tan sólo el pago de intereses y gastos financieros costará durante 2018 casi 214 millones de euros, de los que a finales de marzo ya había pagado 76 millones.

El gobierno de Castilla-La Mancha ha vuelto a aumentar el endeudamiento regional durante el tercer trimestre del año hasta alcanzar los 14.313 millones de euros, a finales septiembre, según los datos publicados hoy por el Banco de España. Esta cifra deja el endeudamiento de nuestra Comunidad en el 36,4% del Producto Interior Bruto (PIB) regional. Durante los nueve primeros meses de año el gobierno del presidente García-Page ha incrementado el endeudamiento autonómico en 258 millones de euros.

CLM sobrepasó en 391 millones el límite permitido poniendo en peligro el gasto en 2017

La confianza en el bono español ha tocado mínimos en lo que llevamos de año

En 2016 bate récords históricos y se sitúa provisionalmente en el 36,8 % del PIB

Reducido margen de la Hacienda de CLM para cumplir el objetivo de déficit

El descontrol de la deuda pública reduce las vías para financiarlos

Además de incumplir el déficit, el gasto ha crecido casi un 34,4% más de lo permitido

Cuando tomó posesión de la cartera de Hacienda de Castilla-La Mancha, Juan Alfonso Ruiz Molina estaba obsesionado por controlar el déficit público y por poder cumplir con los otros dos objetivos de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera: el límite en el crecimiento del gasto y la deuda pública. Casi tres años después, la Comunidad obtiene los peores datos en cuanto a sus finanzas públicas y, si el gobierno central quisiera, con la ley en la mano podría enviar a los hombres de negro e intervenir financieramente la capacidad normativa sobre los tributos cedidos a la Comunidad Autónoma.

La deuda autonómica a final de año se situará en 14.275 millones de euros

Durante los siete primeros meses del año, el gobierno regional amortizó 726,39 millones de los créditos vivos. Durante este año, Hacienda tiene previsto saldar deuda por valor de 1.511,29 y suscribir nuevas obligaciones financieras por 1.729 millones de euros. A final de año, de cumplirse estas previsiones (en otros ejercicios se han sobrepasado), el endeudamiento de Castilla-la Mancha alcanzaría los 14.275 millones de euros, lo que establecería el nivel de deuda del Gobierno regional en el 36 por ciento del producto Interior Bruto.

La deuda de la Comunidad se incrementó en 700 millones de euros

A finales de noviembre, había abonado 189 millones por intereses de sus créditos y valores

En octubre las necesidades de financiación de la Junta equivalían al 0,6 del PIB

El fracaso de la reforma tributaria y el descontrol del gasto le obligan a frenar los planes

CLM y Baleares, las regiones que más reducen su crecimiento en el tercer trimestre