www.clm21.es

deuda pública

19/12/2022@09:33:16

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada advierte a propósito del endeudamiento de las Comunidades Autónomas que las de Castilla-La Mancha, Valencia, Murcia y Baleares (todas ellas con deuda superior al 30% de sus respectivos PIB) necesitarían tener superávits de sus cuentas “de una envergadura desconocida en sus registros históricos”, que están alejados de toda factibilidad para poder llegar no ya al 13% de su PIB establecido en la normativa actual, sino ni tan siquiera al doble, el 26%. Para poder alcanzar esos superávits de sus cuentas, estas regiones tendrían que mejorar su financiación, reducir sus gastos o la combinación de ambas políticas en sus cuentas. Aunque, el estudio apunta a que “parece que la nueva gobernanza fiscal europea girará en torno a un objetivo último de deuda pública como porcentaje del PIB, al que se ligará un instrumento basado en el control del gasto y no tanto en diversas mediciones del déficit público”.

La deuda del conjunto de las administraciones públicas subió en el tercer trimestre hasta el máximo histórico de 1,504 billones de euros, lo que supone un aumento en términos relativos de casi el 2% respecto al trimestre anterior, aunque moderó ligeramente su peso sobre el PIB y la ratio se situó en el 116%, según los datos publicados este miércoles por el Banco de España. La subida es achacable al endeudamiento del gobierno central, mientras que el resto de las administraciones (Autonomías, corporaciones locales y la Seguridad Social), rebajan su nivel de pasivo. Las Comunidades Autónomas redujeron su endeudamiento en 1.230 millones y la situaron en 314.825 millones de euros.

La deuda del conjunto de las administraciones públicas subió en el segundo trimestre hasta el máximo histórico de 1,475 billones de euros, lo que supone un aumento en términos relativos del 1,5% respecto al trimestre anterior, aunque moderó su peso sobre el PIB y la ratio se situó en el 116,1%, según los datos publicados este viernes por el Banco de España.

El gobierno de Castilla-La Mancha recibirá del Estado 350 millones de euros en créditos para hacer frente a los vencimientos de deuda en el cuarto trimestre del año, según el acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos

La deuda del conjunto de las administraciones públicas alcanzó en junio los 1,475 billones de euros, nuevo máximo histórico, tras crecer un 1,3% en tasa mensual, según los datos publicados este miércoles por el Banco de España.

La deuda del conjunto de las administraciones públicas alcanzó en mayo los 1,456 billones de euros, nuevo máximo histórico, tras crecer casi un 0,8% en tasa mensual, después del descenso que registró en abril, el primero en los últimos seis meses, según los datos publicados este martes por el Banco de España.

La deuda del conjunto de las administraciones públicas registró en abril su primera caída mensual en lo que va de año, con un descenso del 0,6% respecto al mes anterior, restando en un mes 8.427 millones de euros, hasta alcanzar los 1,44 billones, según los datos publicados este viernes por el Banco de España.

La deuda del conjunto de las administraciones públicas subió en el primer trimestre hasta el máximo histórico de 1.453.853 millones de euros, pero se moderó al 117,7% del PIB, según los datos del Banco de España publicados este martes.

La deuda del conjunto de las administraciones públicas alcanzó en agosto los 1,491 billones de euros, nuevo máximo histórico, tras crecer un 0,3% en tasa mensual, por lo que encadena cuatro meses consecutivos al alza, según los datos publicados este viernes por el Banco de España.

El gobierno de Castilla-La Mancha tuvo un endeudamiento neto en el segundo trimestre del año de 614 millones de euros, con un crecimiento del 4,1% hasta cerrar junio con una deuda viva de 15.519 millones, equivalente al 34,6% del PIB de la Comunidad. A pesar de esta subida trimestral, el gobierno logró rebajar su deuda respecto a junio del año pasado en 133 millones de euros (-0,85%).

La deuda del conjunto de las administraciones públicas alcanzó en julio los 1,486 billones de euros, nuevo máximo histórico, tras crecer un 0,8% en tasa mensual, por lo que encadena tres meses consecutivos al alza, según los datos publicados este martes por el Banco de España.

Los buenos datos de ejecución presupuestaria introducen sesgos positivos sobre la previsión de déficit en 2022, mientras que la desaceleración de la actividad de 2023 frenará la recuperación cíclica del saldo público, según el Observatorio Fiscal de BBVA del tercer trimestre del año. El servicio de estudios de la entidad revisa las previsiones de déficit hasta el 5,5% del PIB en 2022 y el 5,4% en 2023, mejorando los datos de 2021 (-6,8%) y de 2020(-10,1%)

El Tesoro Público ha colocado este martes 5.333,97 millones de euros en letras a 6 y 12 meses, en el rango medio previsto, y lo ha hecho empezando a pagar a los inversores por la referencia a 6 meses por primera vez desde septiembre de 2015, según los datos publicados por el Banco de España.

El gobierno de Castilla-La Mancha ha logrado rebajar la deuda pública de la Comunidad Autónoma a niveles de 2018 en valores absolutos y de 2013 en relación con el PIB regional. En concreto, al final del primer trimestre de 2022, la deuda pública castellano-manchega era de 14.905 millones de euros equivalente al 34,2% del Producto Interior Bruto regional. La mejora de las finanzas públicas se produce en un escenario donde, por el contrario, crece el endeudamiento de todo el sector autonómico y del conjunto del Estado. Castilla-La Mancha también ha proseguido el proceso de renegociación de su deuda viva, lo que le ha permitido un mejor calendario de vencimientos y una minoración del 30% en el pago de intereses.

Los principales analistas nacionales sobre la economía de nuestro país apuntan a una escalada del Euribor, el índice al que están referenciadas la mayor parte de las hipotecas variables en España. En el último panel de Funcas, se estima que a final de año el Euribor se situará en el -0,10%, tras subidas continuadas a lo largo del año. Algunos servicios de estudios prevén que en 2023 el índice estará en positivo.