www.clm21.es
Los síntomas del deterioro económico contradicen la euforia del gobierno regional
Ampliar

Los síntomas del deterioro económico contradicen la euforia del gobierno regional

lunes 06 de agosto de 2018, 20:03h
A pesar de los datos que apuntan a la desaceleración económica de la región, el gobierno regional y su presidente confían en que la situación no se deje notar mucho entre la opinión pública y poder llegar con cierta tranquilidad a las elecciones del próximo año. Hace ya varios meses que desde estas mismas páginas se ha venido avisando del escenario que ya tenemos encima y el gobierno, lejos de aplicar políticas para amortiguar la situación, se ha encomendado a que la economía mantenga un crecimiento que le permita generar empleo o, en su caso, que las ayudas públicas a las contrataciones temporales permitan maquillar los datos del mercado de trabajo.

El empleo en julio marcó un crecimiento en tasa interanual del 3,39%, por debajo de las tasas de 2016 y 2015, aunque con un ligero repunte respecto a 2017

Frente a la euforia que transmiten los comunicados oficiales del Palacio de Fuensalida, los datos reflejan ya esa desaceleración. El empleo en julio, según las afiliaciones a la Seguridad Social, marcó un crecimiento en tasa interanual del 3,39%, por debajo de las tasas de 2016 y 2015, aunque con un ligero repunte respecto a 2017. Todo ello sin aplicar las correcciones por los efectos estacionales.

De hecho, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) confirma la desaceleración de la economía regional durante varios trimestres consecutivos y el servicio de estudios del BBVA advierte de que va a caer y de forma importante el ritmo de la creación de empleo a nivel regional. En la mayoría de los últimos trimestres, el PIB crece en tasas interanuales por debajo del 3%.

Menor dinamismo emprendedor

Los datos de dinamismo empresarial confirman también que 2017 fue el peor año de la década en creación de empresas. En el primer semestre de 2017, los datos provisionales señalan a que la destrucción de compañías se ha incrementado un 50% y los concurso de acreedores un 39%.

El PIB se mueve en tasas de crecimiento inferiores al 3% desde hace varios trimestres

En los cinco primeros meses del año se desacelera el crecimiento de las exportaciones. Aunque se mantiene en tasas positivas con un incremento del 4,8%, en el mismo periodo del año pasado el ritmo de crecimiento era del 11,7%. La industria agroalimentaria y de bienes de equipo frena el ritmo de sus ventas al exterior y la de productos químicos ve caer un 5% su cifra de exportaciones. Estos tres sectores aglutinan el 71% de nuestras ventas en los mercados internacionales.

La otra fuente de dinamismo económico regional, el turismo, empieza a sentir ya la caída del número de visitantes extranjeros, aunque este hecho todavía no se refleja en el gasto global de los mismos, los analistas advierten que esa circunstancia no se mantendrá por el repunte de la inflación, un menor ritmo de crecimiento de la economía de nuestro entorno.

CLM, a la cabeza de España en inflación

Castilla-La Mancha tenía en junio la tasa anual más alta de inflación, el 2,6%

Precisamente la evolución de los precios sitúa a nuestra Comunidad a la cabeza de la inflación de España, con una tasa anual del 2,6% en junio. Esta situación junto al incremento de algunos impuestos indirectos anunciados por el gobierno de España, como el que grava el diésel, va a tener un impacto directo en el poder de compra y en la demanda interna. Precisamente el frenazo del crecimiento de exportaciones y los primeros síntomas de deterioro del turismo, hacen que los centros de análisis y estudios económicos, se fijen en el componente de la demanda interna (consumo nacional) como elemento importante en el crecimiento del Producto Interior Bruto.

Sin financiación y con las inversiones para Cataluña

Por otra parte la aportación del consumo público tampoco va a evolucionar en la medida de lo deseable. La falta de un nuevo modelo de financiación que allegue más recursos y la debilidad de las finanzas regionales juegan en contra. Lo mismo que los anuncios del gobierno de España de incrementar las inversiones en Cataluña en detrimento de las de otras Comunidades, el cierre de algunos proyectos como el ATC por decisión política, hacen vaticinar que caerá la inversión estatal en nuestra Comunidad.

A favor, el dinero extra que están aportando y en 2019 aportarán las liquidaciones presupuestarias de los ejercicios anteriores gracias a una buena recaudación por el mejor comportamiento de la economía achacable a la política fiscal del gobierno anterior. El hecho de que haya elecciones puede provocar una aceleración del gasto tanto en el último tramo de 2018 como en el primero de 2019. Pero es una cuestión de ritmo, no de ampliar el gasto, sino de concentrarlo en el tiempo.

La subida del Euribor y de los intereses de los créditos

Todo ello, además de que sin un nuevo sistema de financiación estructural fijo, que consolide los ingresos de la Comunidad, el gobierno regional, se ha embarcado en una senda en la que va a incrementar sustancialmente el peso de algunos gastos, como los de personal, lo que obligará a una reorganización del resto de gastos, especialmente los de capital, los que estimulan la inversión, que en esta legislatura han tocado mínimos. Una falta de inversión es el anticipo del deterioro de servicios públicos a medio plazo y de menor dinamismo económico.

Y los efectos de las políticas monetarias, como la retirada paulatina de estímulos fiscales por parte del Banco Central Europeo, todavía no han impactado en la economía. El encarecimiento del dinero se trasladará a la financiación pública y privada, frenando la inversión y el gasto no financiero tantos de empresas como del sector público. Y no hay que olvidar que Castilla-La Mancha es la segunda región con mayor carga de deuda pública en relación a su riqueza y que los pagos en intereses por su deuda superan los 200 millones de euros al año.

En el sector privado, el principal referente de los préstamos hipotecarios, el Euribor, aunque todavía en negativo ya ha iniciado una lenta senda ascendente que anuncia el encarecimiento de las hipotecas.

En el primer semestre el aumento de disolución de empresas ha crecido un 50%

En medio de este panorama, al gobierno regional le cuesta cada vez más presentar un impacto positivo de sus políticas en la economía regional. Pero no desaprovecha cualquier dato, por pírrico que sea, para darle una lectura que permita mantener la imagen de que Castilla-La Mancha crece, lo hace con fuerza y con gran diferencia sobre el conjunto de España y que es gracias a su labor. Sirva como anécdota que el gobierno comunica hasta la visita que hacen los consejeros a las obras de una rotonda, o han acuñado las frases “el gobierno apoya…”, “el gobierno impulsa…”. Todo un espejismo que le permita llegar a mayo de 2019 sin que la gente note todavía en sus vidas y en sus bolsillos, ese frenazo del crecimiento económico. Una cosa es clara, los empresarios de Castilla-La Mancha son los que a futuro y cada trimestre se muestran más optimistas. Un entusiasmo que también cada trimestre enfrían cuando conocen su cuenta de resultados, según las propias encuestas de los índices de confianza empresarial.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.