www.clm21.es

Caja Rural de Castilla La Mancha

Es un indicador que mide la salud de las entidades financieras

A finales del primer semestre del año Eurocaja Rural tenía un ratio capital de máximo nivel del 15,41%, cuatro puntos por encima de lo exigido por los reguladores bancarios y 1,6 puntos por debajo del registrado a finales de 2017. Ese descenso se ha producido por el incremento de activos ponderados por riesgo en casi 274 millones de euros.

Frente al incremento del 50,46% un año antes

  • Caen los ingresos por intereses y aumentan los que obtiene por comisiones
  • La entidad fortalece su activo que crece un 4,36%

El resultado de la actividad de explotación de Eurocaja Rural en el primer semestre del año cae un 13,47% en relación al mismo periodo del año pasado, con un margen de 14.752.000 euros frente a los 17.049.000 de un año antes. Tras los ajustes y los impuestos el beneficio neto de la entidad en los seis primeros meses del año ascendió a los 12.104.000 euros, lo que supone casi un millón menos que hace un año, cuando se obtuvieron 13.038.000 euros. El descenso del beneficio neto en el primer semestre es del 7,16%.

Manejan 157 de los 167 millones de las cuentas de tesorería, de la Junta

Caixabank es la entidad preferida por el gobierno de Castilla-La Mancha para tener el dinero público. A finales de marzo la Junta tenía 167,5 millones depositados en entidades financieras como cuentas de tesorería. La mayor parte de ese dinero estaba sólo en dos entidades: Caixabank, donde el saldo final era de 64,4 millones y Liberbank, con 60,96 millones de euros.

Crónica política: Trabajar para cambiar la realidad en vez de dibujar una que no existe

Liberbank vuelve a los beneficios en el primer trimestre del año, pero reduce el resultado en comparación al mismo periodo del año pasado. Por su parte a la Caja Rural le pesa mucho el apellido de Castilla-La Mancha y lo borra de su denominación social. Hubo un tiempo de oportunismo que le fue útil para tratar de presentarse como la entidad de la región. Ahora Castilla-La Mancha le pesa.

Ralentizó los beneficios y mejoró el activo, la mora y el ratio capital

La actividad de Caja Rural en el segundo semestre del año frenó sus resultados brutos (antes de impuestos), mejoró su activo, su ratio capital total y el porcentaje de mora. Así se desprende de la información facilitada por la entidad y hecha pública por el presidente y el director general de la entidad. A falta de conocer la memoria oficial y el informe de auditoría, los datos anticipados cifran el beneficio antes de impuesto en 26,5 millones de euros, lo que supone 1,1 millones más que en 2016. A mediados de 2017 la entidad ya había alcanzado 15,44 millones de beneficios por sus actividades continuadas lo que anticipaba unos mejores resultados a los obtenidos finalmente.

Una vez conocidos los resultados del proceso de revisión y evaluación supervisora, el Banco de España ha requerido a Caja Rural de Castilla-La Mancha para que en 2018 incremente el porcentaje de las ratios de capital mínimas, cuyo mantenimiento se exige a los bancos para garantizar la solvencia y que se pusieron en marcha por el comité de Basilea III, tras la crisis financiera mundial iniciada en 2008. Estos ratios de capital sirven para medir la salud financiera de un banco y se calculan poniendo en relación los fondos con los que cuenta una entidad para hacer frente, de forma inmediata, a posibles imprevistos, con el riesgo que asume a través de los activos que tiene en el balance. El porcentaje se viene incrementando paulatinamente desde 2013 y debe alcanzar su máximo en 2019. Las entidades pueden superar los índices requeridos, pero nunca mantenerlos por debajo de lo marcado por el regulador.

Caja Rural de Castilla-La Mancha en el grupo con más expedientes resueltos a favor del cliente

Tras la subida de esas compensaciones de asistencia de un 46% el año pasado

Eurocaja Rural renovará la mitad de su órgano de administración, el Consejo Rector, en una asamblea que celebrará el próximo día 16, tras un proceso electoral que ya se ha abierto y que tiene dos fechas de referencia: la celebración de las juntas preparatorias el próximo día 12 y la presentación de candidaturas, cuyo plazo expira tres días hábiles antes de la celebración de esas juntas. Fuentes consultadas por clm21.es anticipan la salida de dos de los cargos históricos de la entidad.

Las comisiones por venta de productos y servicios han pasado a ser uno de los pilares del negocio de Eurocaja Rural, hasta el punto de representar el 31,7% del margen bruto en su cuenta de resultados de 2017, sobrepasando la media de los principales bancos españoles, en los que las comisiones equivalen al 28,3% de su margen bruto de explotación.

Crónica política: Del dicho y del hecho y una felicitación

Dice Hacienda que “de acuerdo con los datos oficiales, las mejoras en la gestión de la tesorería que introdujo el Gobierno regional están teniendo un efecto muy positivo, que repercuten directamente en los proveedores de la Administración regional”. Calla Hacienda que a final de año el Gobierno del presidente García-Page debía a sus proveedores más de 156 millones en facturas sin pagar, un 13,63% más que un año antes. La mayor parte del “loro”, 98 millones, era con proveedores sanitarios.

Durante 2017, la Caja Rural de Castilla-La Mancha retribuyó a sus nueve altos directivos con 1.990.000 euros, lo que equivale a que el gasto medio por directivo de la entidad ascendió a 221.000 euros. La cifra es ligeramente inferior a la de 2016, año en el que las retribuciones llegaron a alcanzar los 2.018.000 euros.

Hasta septiembre sólo han pagado 730 millones por vía extrajudicial

El pasado martes 31 de octubre las entidades bancarias presentaron ante la Comisión de seguimiento sus respectivos informes sobre el funcionamiento de la vía extrajudicial en el proceso de reclamación de las cláusulas suelo. Diez meses después de la puesta en marcha del procedimiento extrajudicial, las cifras desvelan que los bancos sólo han abonado el 30% del dinero que presupuestaron para esta contingencia.

En cinco años los ingresos por intereses han caído un 22,36 por ciento

La retribución media de alta dirección fue de 224.222 euros anuales, un 15% superior a la de 2015