www.clm21.es

Cifra de negocios de la industria

Las ventas de la industria regional se recuperaron con fuerza en 2021, (16,7%) tras la caída durante 2020, primer año de la pandemia, y superaron en un 7,1% los niveles alcanzados en 2019. Esa recuperación respecto a 2019, no obstante, es menos intensa que la registrada a nivel nacional (15,6%).

La facturación de la industria de Castilla-La Mancha está en máximos históricos, aunque su crecimiento dio síntomas de una fuerte desaceleración en octubre, un mes tradicionalmente bueno en las ventas del sector manufacturero de nuestra Comunidad.

La industria regional mantiene su empuje en los dos primeros cuatrimestres del año. Sus ventas crecen ya por encima de hace dos años (+2,64%). En lo que llevamos de año el sector manufacturero castellano-manchego acumula una media de subida del 15,7% y los índices medios de la cifra de negocios están casi medio punto por encima de 2019.

Las ventas de las industrias castellano-manchegas en junio consolidan la recuperación del sector tras la pandemia, que está llamado a ser uno de los motores de la recuperación económica post-covid. Si en el mes de mayo la cifra de negocios de la industria en la región retomaba los niveles de 2019, en junio el Instituto Nacional de Estadística (INE) señala que esta supera el índice fijado en el año anterior a la pandemia.

La cifra de negocios de las industrias castellano-manchegas recuperó en febrero parte del terreno perdido en el mes de enero, un mes que si bien suele ser negativo para el sector, en 2021 lo fue más. Tras registrar una variación mensual del -23,4% y del -10,4% mensual en el primer mes del año, febrero da un respiro a la industria regional, con una variación anual del -5,9% y mensual del 10,5 por ciento.

La cifra de negocios de la industria castellanomanchega se resintió en noviembre con la segunda ola de la pandemia. Tras dos meses de crecimiento, los ingresos de las empresas manufactureras de la Comunidad cayeron y lo hicieron un 9,2% respecto a la facturación de octubre. En los once primeros, las pérdidas acumuladas del sector fueron de un 11,2%, tras haber recuperado desde los mínimos de mayo donde la caída media llegó a ser del 15,5%. Los datos mejoran los resultados nacionales, que arrastran un descenso del 12,5%, tras haber llegado a sobrepasar el 18% en mayo.

Tras la recuperación experimentada en mayo y junio, la industria castellanomanchega experimentó una contracción de sus ventas en julio y agosto, lo que deja la variación media de la cifra de negocios del sector en lo que llevamos de año en un -13,1%.

  • 1

El índice que mide la cifra de negocios de la industria castellano-manchega ha alcanzado su segundo máximo histórico. Desde octubre de 2018, las manufactureras de la Comunidad no alcanzaban la cifra de ventas registrada en septiembre pasado, tras un impulso del 18,7% mensual, lo que deja la variación media del volumen de facturación en un 15,7%.

La reactivación de la industria regional ya es un hecho. Los datos de julio confirman el fuerte tirón de las manufactureras castellano-manchegas. El índice que mide los ingresos de la industria está en máximos desde 2009. El sector que cerró el año con una caída acumulada del -10,9% presenta una variación media en los siete primeros meses del 15,7%.

  • El tirón de las ventas en marzo con un 24% de crecimiento mensual lleva el acumulado trimestral a terreno positivo (2,4%) por primera vez en doce meses.

La industria regional da muestras de una mejoría vigorosa de su actividad. Si hace menos de una semana los datos de sus exportaciones sorprendían con un avance mensual del 35,3%, ahora los de la cifra global de negocios apuntan a que la recuperación de nuestro sector manufacturero está a la vuelta de la esquina. El tirón de las ventas en marzo con un 24% de crecimiento mensual lleva el acumulado trimestral a terreno positivo (2,4%) por primera vez en doce meses.

La industria regional arrancó el año como todos los eneros, con caída de ventas, aunque en 2021 ha sido la más pronunciada desde 2015. La variación mensual se situó en el -23,4% y la anual en el -10,4%. La cifra de negocios del sector industrial de Castilla-La Mancha encadena 11 meses en tasas negativas.

La industria regional sufre de manera importante con la segunda ola del coronavirus. En octubre, las ventas del sector frenaron su ritmo de recuperación. Si en junio, con la salida del confinamiento, se aumentó nuestro sector manufacturero aumentó su actividad comercial, que se vio sostenida en septiembre, en octubre se desaceleró el proceso de recuperación.

Los ingresos de la industria regional en su conjunto durante el mes de mayo se anotan una mejoría del 12% respecto a abril. No obstante, y al igual que ocurre en el resto del país, la cifra de negocios disminuye en términos anuales. En el caso de Castilla-La Mancha esa bajada es del 29,3%, mientras que la del conjunto del país se sitúa en el 33,1%.