www.clm21.es

compraventa de viviendas

La compraventa de viviendas resiste en valores anuales frente a la incertidumbre económica, el ascenso de la inflación y la subida de tipos de interés. El pasado mes de julio, la compraventa de viviendas tanto en España como en Castilla-La Mancha subió con respecto a los resultados del mismo periodo de 2021. Con el avance interanual de julio, la compraventa de viviendas encadena 17 meses consecutivos de tasas positivas. No obstante, el crecimiento de las operaciones se ha moderado en casi 11 puntos respecto al repunte interanual de junio, cuando las compraventas de vivienda aumentaron un 18,8%.

Las compraventas totales de inmuebles y viviendas registraron en julio un ligero aumento del 0,1% en comparación interanual, hasta un total de 92.962, mientras que las hipotecas totales registraron una caída del 2,9%, hasta 43.702 operaciones, según los datos provisionales de la Estadística Registral Inmobiliaria elaborada por el Colegio de Registradores. En el caso de Castilla-La Mancha la compraventa de vivienda se incrementó un 5,6%, con 2.255 operaciones, frente a las 2.140 de 2021.

En el pasado mes de mayo, Castilla-La Mancha registró un total de 2.704 operaciones de compraventa de vivienda inscritas en los registros de la propiedad, una cifra que demuestra el dinamismo del sector de la vivienda en la región, y que no se alcanzaba en un mes de junio desde hace 14 años.

  • En tres provincias de Castilla-La Mancha el tiempo medio que se necesita para vender una casa duplica la media nacional de cinco meses
  • La diferencia de plazos afecta también al precio de los inmuebles

La red de franquicias inmobiliarias Alfa Inmobiliaria establece el tiempo medio necesario en España para la venta de una vivienda en unos cinco meses, aproximadamente. No obstante, el tiempo de espera puede verse reducido o muy incrementado según la zona del país en la que se ubique el inmueble, como es el caso de Castilla-La Mancha.

El número de compraventas de viviendas ha aumentado un 3,1% en Castilla-La Mancha hasta las 4.964 que se han registrado en abril, respecto al mismo mes del año pasado. Asimismo, los precios han descendido en la región un 11,5%, situándose como una de las dos únicas regiones en las que descienden y el número de hipotecas ascendió un 8%, según datos del Consejo General del Notariado publicados este martes.

Castilla-La Mancha inició el año 2022 con un total de 2.297 operaciones de compraventa de vivienda recogidas en los Registros de la Propiedad en enero, según recoge el Instituto Nacional de Estadística. Supone un incremento del 34,9% en el número de operaciones en comparación con el mismo mes del año anterior.

En el mes de noviembre en Castilla-La Mancha se registraron un total de 2.066 operaciones de compraventa de vivienda, lo que supone un 33,5% más que las cifras registradas en el mismo periodo de 2020. De esta forma, la región se pone a la cabeza del país en la tasa anual de incremento de compraventas de viviendas, según recoge el Instituto Nacional de Estadística (INE), en un gran año para el sector inmobiliario castellano-manchego, que encadena meses de tasas positivas y en agosto alcanzó su máximo histórico de los últimos doce años.

APYMEC indica un fuerte dinamismo de la compraventa de viviendas en la provincia de Cuenca en los tres primeros tercios de 2021 en los que supera no solo a 2020, sino que es el mejor dato de los últimos cinco años en este período, tal y como señala el indicador del INE.

La compraventa de viviendas en CLM se contrajo en junio tras las cifras de récord obtenidas en mayo. No obstante, el dato de junio supone un incremento del 18% con respecto al mismo mes de 2021.

APYMEC indica que la compraventa de viviendas sigue a buen ritmo en la provincia de Cuenca, según indican los datos del Instituto Nacional de Estadística.

El mercado inmobiliario en Castilla-La Mancha se muestra con un fuerte dinamismo en el primer cuatrimestre del año, caracterizado por un crecimiento del 19,47% de la compra de viviendas, fundamentalmente usada, y por la concentración de las operaciones sobre obra nueva en Toledo y Guadalajara, que aglutinan 7 de cada 10 compraventas de vivienda nueva.

2.570 operaciones, incremento interanual del 31,1%. Son las grandes cifras de la compraventa de viviendas de marzo en Castilla-La Mancha. Unos datos que son los mejores desde octubre de 2008, justo cuando estalló la burbuja inmobiliaria. Sin embargo, esa situación general se debe fundamentalmente al tirón de Guadalajara y Toledo, las provincias afectadas por los movimientos de población de Madrid. Ambas provincias concentran el 60,8% de las operaciones realizadas en el trimestre en nuestra región. Y en el caso de Guadalajara, las cifras indican una desaceleración del mercado de la vivienda en el primer trimestre de 2022, tras haber alcanzado en diciembre pasado valores sustancialmente superiores a los de octubre de 2008.

En diciembre se registraron un total de 2.102 operaciones de compraventa de viviendas en Castilla-La Mancha, lo que deja un balance total de 24.084 operaciones en la región a lo largo del 2021, un 36,4% más que en el año anterior y un 19,3% más que en 2019, el año previo al estallido de la pandemia.

En octubre en Castilla-La Mancha se registraron 2.001 operaciones de compraventa de vivienda. Esto supone un descenso del 7,8% con respecto al número de operaciones de septiembre, según recoge el Instituto Nacional de Estadística (INE). Supone un ligero retroceso del mercado tras alcanzar en el tercer trimestre los valores más elevados del año, con un mes de agosto que batió el récord de operaciones de los últimos doce años.

Septiembre cerró con 2.171 operaciones de compraventa de vivienda inscritas en los registros de la propiedad castellano-manchegos, una cifra ligeramente superior (1,45%) a la registrada el mes anterior, según recoge el Instituto Nacional de Estadística. De esta forma, los meses del tercer trimestre del año han marcado los mejores resultados del año en el sector regional de la vivienda, alcanzando el máximo de operaciones del año en julio, batiendo el récord en un mes de agosto de los últimos doce años y un buen comportamiento en septiembre.