www.clm21.es

desaceleración

  • PwC apunta a que el impacto de la subida de la luz es aún más preocupante en la medida de que la población europea está envejecida y permanece más en el hogar

Los analistas advierten ya que el fuerte aumento precio de la electricidad pone en peligro la recuperación económica. La variable no sólo está en las familias, también en los costes de producción y de distribución de las empresas y el impacto en las cuentas públicas. En España, el incremento de la inflación supondrá un coste de 10.000 millones de euros en revalorización de pensiones y sueldos públicos y pone en cuestión el alcance del bono eléctrico.

  • Parte de la caída del último año es amortiguada por el sector público, que aumentó en 4.700 sus empleados

La profundización en los últimos datos oficiales de la ocupación en nuestra Comunidad revela que uno de los motores de la economía regional ha empezado a fallar. En el último año las empresas privadas del sector servicios, han perdido 12.100 empleos, a razón de 1.000 mensuales, cuando en el cuatrienio anterior (2014-2018) generaban 2.500 nuevos puestos de trabajo cada mes, hasta llegar a completar 120.000 en ese periodo.

El mercado de vivienda sigue sufriendo en septiembre el tremendo batacazo del sector en agosto. La compraventa de viviendas en Castilla-La Mancha se apunta así un descenso del 5,4 en tasa de variación anual, un dato que aunque sigue estando en números rojos, supone un alivio frente a la caída del 25,9% en tasa anual que registró el sector un mes antes.

Agosto refleja un claro retroceso del sector de la vivienda en la región. El dato de nuevas hipotecas suscritas sobre viviendas en lo que va de año deja un balance negativo con una caída del 33,8% en tasa anual, tras el descenso en la firma de hipotecas en agosto hasta niveles de enero de 2017, mientras que el capital del sector también deja una estela negativa. Las operaciones firmadas en la primera parte del año todavía mantienen un saldo global positivo, pero el mercado se ha dado la vuelta coincidiendo con la desaceleración de la economía y con la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria.

  • En Castilla-la Mancha el índice armonizado de confianza cae un 3,1% y se sitúa en sus niveles más bajos desde el primer trimestre de 2017
  • Las opiniones empresariales sobre la evolución del empleo se mueve en terreno negativo y son más los que piensan que disminuirá

El pesimismo se instala en el sector empresarial de todo el país. En Castilla-La Mancha, el índice armonizado que mide la confianza empresarial alcanza los niveles más bajos desde el primer trimestre de 2017. A nivel nacional, hay que remontarse al tercer trimestre de 2016 para encontrar una situación más pesimista que la que hay en la actualidad. La caída general de la confianza económica se expresa también respecto a los precios y el empleo.

Las transmisiones patrimoniales también se resienten y el mercado de la vivienda retrocede en agosto

Agosto deja mal sabor de boca en el mercado de la vivienda. Según publica hoy el Instituto Nacional de Estadística, la compraventa de viviendas se redujo drásticamente el último mes, reflejando así el temor generado por los indicadores de desaceleración económica, que paralizan la inversión.

La desaceleración económica empieza a notarse con fuerza en el empleo

  • Castilla-La Mancha cerró septiembre con 163.002 desempleados, el mejor dato desde enero de 2009
  • La agricultura tira al alza del empleo en septiembre por la vendimia y el fin de temporada de verano hace crecer el paro en los servicios

Los síntomas de fatiga del mercado de trabajo como consecuencia de la moderación en el crecimiento económico, de los que lleva meses informando clm21.es, se hacen más evidentes y adquieren protagonismo en el escenario nacional y regional. La economía todavía sigue absorbiendo parados, pero cada vez el ritmo de reducción del paro es menor. Si en 2016 el mercado de trabajo regional era capaz de absorber casi 23.000 parados al año (datos de septiembre), la cifra oficial del servicio público de empleo del pasado mes se sitúa en 3.551. En el ámbito nacional, la economía ha pasado de rebajar el paro anual en 373.745 (septiembre 2016) a 122.798 (septiembre 2019).

Crónica política: De las nubes sobre el proceso de recuperación de los servicios públicos

  • Las dos principales fuentes de ingresos de Castilla-La Mancha, IVA e IRPF crecen a menor ritmo

La desaceleración económica de Castilla-La Mancha sigue su recorrido y tiende a pronunciarse en los próximos años. Esta misma semana lo ha venido a confirmar el BBVA, que ha rebajado sus propias previsiones de julio sobre el crecimiento de la Región en 2019. Y esa desaceleración se empieza a notar en el empleo y comienza a pasar factura a las administraciones públicas, porque también se desacelera el crecimiento de la recaudación por los principales impuestos: IVA e IRPF. Son los dos pilares de los ingresos anuales de Castilla-La Mancha. Suman 2.700 millones de euros. Un mal comportamiento de estas fuentes de recaudación se dejará sentir sobre el gasto, que será menos expansivo y afectará al proceso de recuperación de los servicios públicos, máxime en un escenario en el que la Comunidad Autónoma por primera vez no podrá incurrir en déficit. Hay que tener en cuenta que el gobierno tiene previsto que en 2020 el gasto en administración y servicios públicos no sobrepase los 6.619 millones de euros.

Consecuencias de la desaceleración de la economía en 2019

  • l crecimiento del 2% ahorra al gobierno central y a las autonomías 330 millones de euros, que habrían tenido que pagar en revisión salarial a sus empleados

El crecimiento del Producto Interior Bruto el año pasado dejó la riqueza nacional en 1,244 billones de euros. Esta cifra es un 3,5% superior a la de 2018, porcentaje que una vez deflactado, se queda en el 2% de crecimiento neto.

Observatorio de BBVA Research del cuarto trimestre del año

  • En tan sólo tres meses el BBVA ha rebajado en 4 décimas el crecimiento de España y de Castilla-La Mancha
  • Nuestra Comunidad será la tercera con mayor crecimiento del PIB

Las economías nacional y regional se desaceleran con fuerza. En tan sólo tres meses (de julio a octubre), el servicio de estudios del BBVA ha rebajado sus previsiones de crecimiento de ambas en cuatro décimas. España crecerá este año al 1,9% y no al 2,3% y Castilla-La Mancha lo hará al 2,1% y no al 2,5% estimado en julio. En el informe de verano correspondiente al tercer trimestre, la entidad ya había rebajado una décima sus primeras previsiones formuladas para este año, que apuntaban a un ritmo del 2,4% nacional y del 2,6% de Castilla-La Mancha. Dentro de ese panorama Castilla-La Mancha se mantendrá como la tercera Comunidad con mayor avance de su Producto Interior Bruto, por detrás de Madrid (2,6%) y Murcia (2,3%). La rebaja en el crecimiento lleva aparejada una disminución en el empleo que el BBVA estima del 3% anual para Castilla-La Mancha en lugar del 3,5% contemplado en julio. A nivel nacional la ocupación crecerá un 2,2% en vez del 2,4% previsto hace tres meses. La desaceleración será más aguda el año que viene y BBVA rebaja las previsiones de crecimiento.

La fortaleza del gobierno, con una amplia mayoría absoluta, y la debilidad de la oposición, con el peor resultado de su historia, han marcado el devenir de los primeros cien días de gobierno en las relaciones entre ambas formaciones, tanto a nivel interno como externo. Unas relaciones en las que se ha colado Ciudadanos, que logró el primer gran acuerdo con el PSOE en el territorio nacional. Un acuerdo que no ha sido explotado a nivel nacional por la formación naranja. Podemos, ha desparecido el mapa regional.

Crónica política: Los candidatos evitan hablar de los programas para combatir la caída del crecimiento

  • El Estado tiene dos de sus cuatro pilares administrativos -las Comunidades Autónomas y la Seguridad Social- con unas necesidades financieras de 32.000 millones anuales
  • Ambos pilares son los que fundamentan el Estado Social y del bienestar: las pensiones, la sanidad, la educación y los servicios sociales

Al servicio de estudios del BBVA, le ha seguido el informe de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) y los indicadores macroeconómicos del servicio de estudios de Bankia… Todos coinciden la economía se desacelera, que seguimos creciendo pero menos y menos de lo previsto inicialmente… Y, además del Brexit y de la guerra comercial, los analistas apuntan como causa interna la situación de inestabilidad política. Y, aquí estamos en campaña, y se toman decisiones de política económica que huelen más a un objetivo electoral que relacionadas con la estabilidad y el crecimiento. Algunas de ellas son groseras en las formas (libramiento de las actualizaciones de la financiación) y otras (tratamiento para dejar de fumar) son para que paguen otros, en particular las Comunidades Autónomas.

El BBVA señala que la desaceleración de la economía española está siendo más intensa de lo previsto a principios de 2019. Además, ofrece una composición de la demanda agregada peor que la que los analistas estaban manejando hasta ahora. La conclusión del servicio de estudios se produce tras la publicación por el Instituto Nacional de Estadística de la revisión de la contabilidad nacional, con una tasa del segundo trimestre actualizada del 1,6%. No obstante, el nuevo documento de análisis del BBVA no descarta que, si desaparecen los peligros de la guerra comercial, el Brexit y la inestabilidad política, la economía española pudiera volverse a acelerar: “la recuperación puede tener todavía recorrido durante algún tiempo si se dan las condiciones apropiadas”. Aunque el servicio de estudios ve ese escenario cada vez menos probable.

La economía española crece a su menor ritmo de los tres últimos años por una bajada del consumo y por la caída de la inversión empresarial. En el segundo trimestre de 2019 el Producto Interior Bruto de España registró un aumento trimestral del 0,4%, una décima menos que en el primer trimestre del año, según los datos de contabilidad nacional publicados por el Instituto Nacional de Estadística. En términos anuales, el crecimiento de la economía regional es del 2%, frente al 2,2% contabilizado a finales de marzo.

Tras Clarel y Douglas, Marionnaud acusa la falta de rentabilidad del sector

  • En Castilla-La Mancha ya ha supuesto el cierre de 6 perfumerías y otras dos están en el aire
  • Cientos de empleos en la región dependen de la marcha de un sector inmerso en una profunda reestructuración

El sector de las perfumerías vive una época convulsa. Si hace unos años eran la moda y el retail los que acusaban los efectos de la parálisis económica en el país, que propició una avalancha de quiebras y concursos de acreedores con la consiguiente desaparición de numerosas marcas, algunas de ellas míticas, ahora son las cadenas de perfumerías de venta al por menor las que deben capear el temporal en un mercado que se ha visto sobrepasado por forzar su monopolización. Esta situación ha supuesto el cierre de ocho establecimientos en Castilla-La Mancha y la desaparición de sus consiguientes puestos de trabajo.