www.clm21.es

industria agroalimentaria

  • El aumento de ventas de 6.500 millones de las familias no compensa la contracción registrada en la hostelería
  • 1.800 empresas del sector han cerrado en España desde el inicio de la pandemia

El impacto de la pandemia en el sector agroalimentario, eje de la industria regional, se salda hasta finales de octubre en España con el cierre de cerca de 1.800 empresas, la fuerte pérdida de más de 10.000 millones de euros de la cifra de negocios a través del Canal HORECA (Hostelería, Restauración y Cafeterías), que no es compensada por el incremento de 6.500 millones en las ventas por el consumo familiar. Este sector se deja también a nivel nacional una caída de sus exportaciones del 1,1% en el mercado europeo.

  • El cultivo de la uva crea 530 millones de euros de Valor Añadido Bruto Regional

El 48% del Valor Añadido Bruto directo nacional de la viticultura se genera en Castilla-La Mancha, según el estudio que acaba de realizar Analistas Financieros Internacionales (AFI) para la Interprofesional del Vino de España. En concreto en nuestra región el cultivo de la vid y la producción de uva para vino y mosto generaría 530 millones de euros, de los 1.100 millones totales del país. A ello se sumarían otros 265 millones por comercialización.

  • La balanza comercial presenta un déficit de 1.258 millones de euros al final del tercer trimestre, un 17,3% más alto que un año antes

Las ventas internacionales de las empresas castellanomanchegas se redujeron en 300 millones de euros durante los nueve primeros meses del año. Septiembre cerró con una caída acumulada de las exportaciones regionales del -5,5%. El dato positivo es que se recuperan las ventas internacionales de las industrias de nuestra Comunidad durante los dos últimos meses y en septiembre lo hace a mayor ritmo. Por sectores la mejoría la aportan el agroalimentario y el de bienes de equipo y el retroceso el manufacturero. El fuerte peso de la industria agroalimentaria hace que Castilla-La Mancha sea la tercera región española con mejor evolución de sus cifras de ventas en el extranjero, por detrás de Aragón (-4,1%) y de Extremadura que es la única que presenta una evolución positiva (4,1%)

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha ha celebrado hoy el seminario online “Nuevas Tendencias en la Exportación Agroalimentaria”, enmarcado en su ciclo de conferencias Diálogos Agroalimentarios, inaugurado por el director general de Empresas, Javier Rosell, y el director de la organización, Juan Miguel del Real, junto al director de Banca Rural de Globalcaja, Alberto Marcilla. El encuentro ha contado como ponentes de excepción por su especializada cualificación como el director del Instituto de Promoción Exterior (IPEX), Luis Noé, y con la responsable de Empresas y Negocio Internacional de Globalcaja, María José Olmeda.

  • A pesar de esa subida, el sector vende sus bienes un -3,6% más baratos que hace un año
  • La industria manufacturera ingresó en el primer semestre un 13,5% menos que en el mismo periodo del año pasado

Las dificultades el mercado durante la pandemia ocasionaron una caída de precios de la industria manufacturera de la región. Esa bajada de precios unida a un descenso de la comercialización ha provocado una disminución de los ingresos del 13,5% en el primer semestre del año. El fin del estado de alarma el 21 de junio, la recuperación de la comercialización y esos números rojos presionaron al alza los precios en julio, que aumentaron un 1,7%. A pesar de esa subida, el sector vende sus bienes un -3,6% más baratos que hace un año. En los siete primeros meses de 2020, arrastra una caída media de precios del -4,2%. Esa subida mensual de precios de la industria manufacturera se vio acompañada por el aumento de los precios de la energía (6,2%), que no obstante se comercializa un 9,9% más barata que en julio de 2019

Castilla-La Mancha es la segunda región española en agricultura ecológica, tanto por el volumen de explotaciones como por superficie dedicada a esta modalidad. En concreto en nuestra Región hay 7.612 productores agrarios y ganaderos ecológicos y 125 comercializadores al por mayor de estos productos. Los datos del Ministerio referidos al cierre del año pasado sitúan a Andalucía como la Comunidad líder con 16.450 productores y comercializadores.

Artículo del consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, con motivo del tercer aniversario de Castilla-La Mancha en la Presidencia de la AREV

  • El sector soporta mejor el revés que el conjunto del país (-40,8%) gracias al peso de su industria agroalimentaria
  • La pandemia corta la recuperación de una actividad que inició su recuperación en 2017, tras la crisis anterior, y que batió récords en 2019

Los datos de abril confirman el duro golpe de la pandemia al sector industrial de Castilla-La Mancha, que el año pasado batió récords de cifra de negocios con un crecimiento del 13,3% anual, el porcentaje más alto de la década, y que se vio reforzado en los dos primeros meses del año (1,9% acumulado). Pero la pandemia ha provocado la caída en picado del volumen de ingresos de la industria de nuestra Comunidad en un 13,2% interanual en marzo que se ha visto agravado hasta el 32,8% en abril.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha destacado hoy la fortaleza del sector agroalimentario de Castilla-La Mancha y ha resaltado el trabajo que realizada cada día. Un sector, que pese a la crisis sanitaria en la que estamos inmersos y que vivimos desde el mes de marzo, se ha ido superando mes a mes.

Una de las batallas que se dirime hoy en Estados Unidos es la del modelo de la política comercial y exterior del país, con dos patrones claramente diferenciados, las del proteccionismo encarnado por Donald Trump y la de la cooperación y el mercado global, que personifica Joe Biden. España se juega en ese envite más de 1.000 millones de euros en aranceles extraordinarios que Trump impuso a los productos de nuestro país, especialmente del sector agroalimentario, con un fuerte impacto en las exportaciones de nuestra Comunidad.

  • El mayor peso de las importaciones de las empresas de Guadalajara dispara el déficit internacional de Castilla-La Mancha
  • Las exportaciones se reducen en 197 millones en los 7 primeros meses y se quedan en 3.964 millones

El déficit acumulado de la balanza comercial de Castilla-La Mancha ascendía a finales de julio a 1.024 millones de euros, 197 millones más que un año antes (23,8%). Este desequilibrio afecta a una de las variables que se emplea para medir el crecimiento del PIB, el de la demanda externa. En el caso de España el desfase es de 7.880 millones de euros, una cifra que mejora los 17.198 millones de déficit que se registraban un año antes.

  • Las exportaciones se recuperan con fuerza en Castilla-La Mancha mientras siguen en negativo en el conjunto de España

El comercio exterior aporta buenos datos a la economía regional en junio. Las empresas castellano-manchegas iniciaron con fuerza la recuperación de sus exportaciones tras el fin del estado de alarma y crecieron un 5,8% anual, en un contexto en el que a nivel nacional las ventas internacionales se mantuvieron en negativo con una caída del 9,2%. El gráfico del comercio exterior de las empresas de nuestra Comunidad en los primeros meses del año presenta una línea en V, dibujando una caída en marzo (-7,1%), que se agudizó en abril (-26,1%) y que se suavizó dentro del fuerte deterioro en mayo (-25,9%), para recuperarse con fuerza en junio (5,8%). En junio del año pasado las exportaciones sufrieron un descenso del - 10,4%.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha informado esta mañana de la normalidad en la que se está desarrollando la campaña de recogida del ajo en nuestra región, pese a los tiempos “difíciles” que se viven por la pandemia, y ha destacado que es un sector de gran importancia para la Comunidad Autónoma ya que “genera economía y riqueza y posibilita que la gente decida vivir en el medio rural”.

En Castilla-La Mancha cae un 20,6% interanual y en España un 27,8%

  • La pandemia se ceba en la producción de los sectores del mueble, de confección y de automoción.
  • El agroalimentario y el químico, que son los de mayor peso en la economía regional, aguantan mejor el embate del Covid 19

El Covid 19 ha asestado un duro golpe a los sectores de la industria de bienes de equipo y de bienes intermedios de Castilla-La Mancha, la que trabaja para el desarrollo del resto de la industria. Tras un año espectacular en 2019, con crecimientos medios de la producción del 10% en bienes de equipo y del 3,8% en los intermedios, la pandemia ha hundido la producción de un ya de por sí mal arranque en 2020, común en todo el mundo. El sector de bienes de equipo acumula caídas medias en el año del 20,6% y el de componentes y bienes intermedios del 25,7%.

  • Castilla-La Mancha cierra abril con un descenso del 26,1% de sus ventas en el exterior, mientras que España lo hace con una bajada del 39,3%
  • La industria agroalimentaria modera la fuerte caída de las exportaciones provocada por los sectores químico y de bienes de equipo

Durante el mes de abril, la industria de Castilla-La Mancha logró vender en el mercado internacional por valor de 425 millones de euros. Las empresas de nuestra Comunidad sortearon las restricciones derivadas de la crisis sanitarias, aunque la facturación cayó en 150 millones (-26,1%) respecto al mismo periodo del año pasado. Fue el sector agroalimentario el que tuvo mejor comportamiento, con una cifra de negocios mensual de 206 millones de euros, 6 millones (2,5%) más que en abril de 2019, una cuantía que equivale a casi la mitad de nuestras ventas en el exterior durante el mes. Mientras el sector agroalimentario se ha movido en positivo, el de bienes de equipo registra un -31,6% y el químico un 27,9%.